Por el fortalecimiento de la Universidad Distrital

Por: Heidy Sánchez

La Universidad Distrital Francisco José de Caldas (UDFJC) es la institución de educación superior pública del Distrito, gracias a la cual más de 31 mil jóvenes provenientes principalmente de sectores populares de la ciudad pueden acceder al derecho de la educación superior.

El fortalecimiento de la universidad es una de las banderas de la ciudadanía bogotana que hemos acompañado desde el Concejo, realizando diferentes acciones de articulación entre el Distrito, los directivos y la comunidad universitaria. Esto, en aras de abordar las principales problemáticas que aquejan la institución y que requieren intervenciones estructurales para la transformación integral, salvaguardando por supuesto la autonomía universitaria.

En ese sentido, el pasado 9 de noviembre se realizó la Audiencia Pública para el fortalecimiento de la UDFJC, donde se tocaron los temas de infraestructura, planta docente, la necesidad de suscribir el pacto de concurrencia, presupuesto de la universidad, bienestar universitario, violencias basadas en género, democracia, gobierno y participación universitaria. Esta contó con la participación institucional de Secretaría de Educación, Secretaria de Hacienda, Contraloría de Bogotá y la administración de la universidad en cabeza de la rectoría. Igualmente, desde la comunidad educativa intervinieron estudiantes de todas las facultades, docentes y organizaciones sindicales.

En materia de infraestructura se señaló el déficit de planta física, que está generando hacinamiento y ausencia de espacios necesarios para el desarrollo de la vida universitaria. Asimismo, la infraestructura existente tiene graves deterioros producto de la falta de mantenimiento preventivo y correctivo, ajustes locativos y de adecuación. Sumado, se denunció que la ejecución del plan maestro de desarrollo físico no se ha ejecutado como se planificó debido a la falta de recursos, impidiendo atender las demandas y necesidades.

Otro de los problemas más sentidos en la universidad, según lo expresando en la Audiencia, es la falta de garantías laborales para las y los profesores, apenas el 30% son de planta, mientras el restante 70% están contratados a través de vinculación especial. En ese sentido, mejorar las condiciones laborales, ampliar la planta docente y cerrar las brechas existentes entre docentes de carrera y contratistas se convierte en el principal reto en materia profesoral.

En materia de permanencia estudiantil y las garantías para el desarrollo de la vida universitaria se hizo el llamado de atención respecto a la alta deserción por razones económicas y se instó a la alcaldesa Claudia López a implementar la tarifa diferencial en el transporte público. Igualmente, se demandó mayor presencia de bienestar universitario desde los servicios de atención psicosociales, la atención integral a casos de violencias basadas en género, acompañamiento a los procesos y las actividades de movilización social, y la atención a casos de consumo de sustancias psicoactivas y salud mental.

De igual modo, se recoge la solicitud hecha por la comunidad universitaria a la administración distrital y al Consejo Superior Universitario (CSU) para que implementen instrumentos, espacios y escenarios que permitan un mejor desarrollo de la democracia interna y, en especial, la necesidad de aprobar integralmente el texto que salió de la asamblea universitaria y las reformas que de ella derivan

Finalmente, el tema presupuestal tuvo gran relevancia durante el desarrollo de la Audiencia, pues en esto se enmarcan diversas preocupaciones de la comunidad que pasan por la sostenibilidad del crecimiento, las obligaciones regulares de la universidad (como salarios y pasivo pensional) y los escasos recursos con los que se cuenta, que tienen impacto en infraestructura (nueva y mantenimiento de la existente), ampliación de planta, el desarrollo de proyectos académicos, el sostenimiento de la matrícula cero, etc.

En este aspecto, el debate abordó la necesidad de aumentar la cuota girada por el Distrito, el seguimiento y eficiencia en la ejecución de los recursos por parte de los entes de control y la necesaria suscripción del pacto de concurrencia con la Alcaldía de Bogotá, por medio de la Secretaría de Hacienda, y el gobierno nacional. Esto implica asumir las deudas con la universidad por asuntos pensionales que ascienden a más de $1 billón de pesos, permitiendo liberar cerca de $75 mil millones anuales que podrían ser invertidos en solventar las dificultades que tiene la institución.

Desde esta curul, asumimos el compromiso de acompañar los procesos de diálogo de los diferentes estamentos universitarios con las directivas y así avanzar en el fortalecimiento de la universidad. De cara a esto, instamos al CSU a aprobar íntegramente el texto resultante de la asamblea universitaria y, a la par, solicitaremos a la administración distrital asumir mayores compromisos financieros con la UDFJC de cara al presupuesto de 2023. Del mismo modo, seguiremos impulsando la necesaria suscripción del pacto de concurrencia. Igualmente, llamamos a que los órganos de control hagan vigilancia y seguimiento a la ejecución de los recursos públicos de la institución, para que esta se haga como debe ser.

El fortalecimiento de la universidad debe ser un compromiso de los diferentes estamentos y la administración distrital, que tiene que ser acompañado por los entes de control y el Concejo en aras de la construcción de una universidad crítica, creadora, transformadora, anti patriarcal y diversa.