La Inteligencia Militar Colombiana y sus Contratistas en los Panama Papers

Por Jeisson Fonseca / Investigación Cuarto de Hora

El Estado colombiano ha venido aunando esfuerzos para consolidar una imagen de trabajo conjunto y articulado el cual pretende generar en el imaginario de los colombianos la percepción de invulnerabilidad de las instituciones en materia de Seguridad; sin embargo, tras las últimas estrategias y movimientos llevadas a cabo por el presidente Duque, hoy en realidad lo que generan es un mensaje totalmente diferente de cara al ciudadano.

La certeza del presidente Duque y de su equipo de gobierno acerca del bajo nivel de vulnerabilidad del Estado, ha dado lugar a dudar a que esa convicción de fortaleza está rodeada de un alto nivel de incertidumbre institucional, por lo que se hace necesario y oportuno realizar el análisis de algunos factores sobre los contratistas de las fuerzas armadas, sus vínculos financieros, el verdadero uso de la tecnología de inteligencia y la verdadera vulnerabilidad de la seguridad del Estado.

Al analizar y validar las características que rodearon la contratación del Ejercito Nacional en materia de inteligencia, se identificaron inversiones por 9.5 mil millones de pesos entre 2016 y 2019, aproximadamente 2.5 millones de dólares. Al desagregar algunas de ellas se puede establecer que los comandos de inteligencia tales como el CAIMI resultó favorecido con cerca de 2.4 mil millones, CACIM con 635 millones de pesos, los comandos de Ciberinteligencia BACIB con 811 millones de pesos, Bacsi 1.4 Mil millones de pesos y la CENAC con hasta 6.3 mil millones de pesos entre 2016-2019 batallones vinculados según Revista semana a las interceptaciones ilegales a la oposición colombiana.

En este sentido son varias las contrataciones que llaman la atención, por ejemplo, la instalación, integración y configuración de 7 sitios remotos de radio establecido como una red integrada de comunicaciones con consolas VCS3020X (similares a los sistemas de navegación SAUDI). Esta configuración de los sitios remotos tuvo un costo 2.1 mil millones de pesos este fue adquirido a través del contrato 074-Telematica 2019 el 5 de junio de 2019.

Los responsables de los estudios técnicos y procesos de adquisición fueron el Mayor Jimmy Alexander Mafla Jefe de Presupuesto de la CENAC y el Mayor Ricardo Augusto Gómez Director de Telemática del CENAC ordenador del gasto. El proveedor de tan robusto sistema fue Newsat en cabeza de Juan Pablo Reyes Quijano, quien a la fecha ha recepcionado hasta 3.7 Mil millones de pesos en contratación pública con la empresa NEWSAT. Evidentemente sus mayores clientes son las diferentes entidades militares en el Estado colombiano.

Algunos de los requerimientos de este era la conexión con equipos VHF (Very High frecuencia) y el Radio Harris RF7800MP por intermedio de cables J3 y J6, Esto desde Cantón Militar de Comunicaciones en la ciudad de Facatativá – Cundinamarca.

Algo que llama la atención fue que dentro de la documentación contractual se menciona que este proceso radica en “aprovechar  y explotar al máximo los recursos invertidos por las fuerzas militares y del gobierno de los Estados Unidos” y  otro aspecto  bastante difícil de digerir es cómo esta Compañía NEWSAT se encuentra vinculada a Bercovich Shai identificado con cédula de extranjería 301680 el cual actúa hasta la última fecha de renovación en 2020 funge como Subgerente y como parte de la Junta Directiva.

Lo alarmante es que según https://offshoreleaks.icij.org/  se encuentra vinculado en las bases de datos de entidades offshore que forman parte de las investigaciones de Panama Papers, Offshore Leaks, Bahamas Leaks y Paradise Papers. Los datos cubren casi 80 años hasta 2016 y enlaces a personas y empresas en más de 200 países y territorios dedicados a la evasión fiscal, lavado de activos y la financiación del terrorismo.

Bercovich está vinculado a ICARO ENTERPRICE INC y CORBETTI PEZZOTTI Y QUIJANO este último conocido por usar la misma figura de bufetes al igual que como Mossack Fonseca & Co para el ocultamiento de activos y patrimonio y así evadir el fisco de sus países de residencia y flujo transaccional.

Estos oscuros vínculos, sumados a la adquisición de repuestos de radiogoniometría (sistemas electrónicos capaces de determinar la dirección de procedencia de una señal de radio) por cerca de 1.1 mil millones de pesos y la adquisición del Programa de Interceptación Kripto 500 por parte de las Fuerzas Militares, buscan garantizar la seguridad ciudadana, hoy están lejos de tener un control efectivo no solo en términos operativos ( https://periodismopublico.com/inteligencia-que-tanto-aporta-a-la-democracia ), sino también en términos financieros, pues  parte de sus contratistas de inteligencia  se encuentran vinculados a los Panama Papers lo que no deja de ser una situación sumamente delicada.

Pues esta estructura de contratación, los vínculos de los contratistas con los Panama Papers, y sobre todo el empleo dado a los recursos de la cooperación internacional otorgados por Estados Unidos, no garantizan las acciones que mitiguen estas brechas de riesgo de sus propios proveedores en términos financieros y tributarios poniendo en duda la efectividad el control del Gobierno Nacional.

Cosa diferente ocurrió con el Gobierno norteamericano quien anunció en 2018 cargos contra cuatro personas que presuntamente lavaron dinero y organizaron mecanismos de evasión fiscal a través de la compañía en la que gravita el escándalo de los «Panama Papers». Los acusados son Ramses Owens, Dirk Brauer, Richard Gaffey y Harald Joachim Von Der Goltz sobre quienes el gobierno norteamericano ejerce un alto margen de control cosa que en Colombia solo queda en palabras para justificar las graves acciones irregulares en contra de la oposición.

¿Conocerá el Ministro de Defensa Holmes Trujillo de estas adquisiciones y la vinculación de los proveedores a los Panama Papers?

¿Existen hoy mecanismos de control efectivos en la inteligencia del ejército nacional para blindarlo de este tipo de situaciones que ponen en riesgo los recursos de la Cooperación Internacional?

¿Qué papel juegan los contratistas colombianos en este oscuro entramado?

¿Las comunicaciones de inteligencia militar realmente se encuentran seguras ante este tipo de riesgos?

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "La Inteligencia Militar Colombiana y sus Contratistas en los Panama Papers"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*