«No puedo respirar»

Por: Gustavo Petro

“No puedo respirar” decía George Floyd, ya sin alientos y con su cara contra el pavimento, mientras un policía de Minneapolis apretaba su rodilla contra su garganta. “No puedo respirar” gritaron millones de manifestantes en todo el mundo protestando por su asesinato. Y “No puedo respirar” podría ser la dolorosa frase que pronuncien muchos colombianos cuando lleguemos al pico de la pandemia y se agoten las pocas UCI y respiradores con las que los gobiernos del orden nacional y local decidieron afrontar, irresponsablemente, esta peligrosa amenaza.

Uno de los puntos centrales de la preparación de la pandemia era el fortalecimiento de la infraestructura de los hospitales. En particular, la dotación de las máquinas que pueden reemplazar la deficiencia de los pulmones, uno de los efectos que más muertes causa a los contagiados con el virus covid-19.

Las máquinas no se manejan solas, y tendemos a olvidarnos de los seres humanos que las hacen o que las ponen a funcionar.

Cuando los cálculos hablan de la necesidad de dos mil o tres mil unidades de cuidados intensivos nuevas para contener el virus, se necesitan por lo menos de 8.000 a 12.000 personas capacitadas para manejarlas.

En los meses de enero y febrero, conociendo ya las noticias de China y Europa y sabiendo que el virus, sí o sí, llegaría a Colombia, ninguna autoridad sanitaria decidió iniciar la compra de las maquinas, ni muchísimo menos iniciar la contratación y/o entrenamiento del personal de salud que se requería para manejarlas.

Tal olvido en realidad no fue un olvido, sino el reflejo de una organización de las prioridades completamente invertida. A los gobiernos no les importa la vida humana que crecientemente se está arriesgando.

Para el gobierno nacional la prioridad era salvar empresas y no personas, y entre más grandes en finanzas con mayor razón. La prioridad era mantener activas a las EPS a las que se le inyectaron billones de pesos, que no se han gastado, pero en cambio, si han descontado el porcentaje de administración y utilidades. La prioridad era salvar a los bancos con sus banqueros, uno de ellos con el dinero repartido en utilidades y con fuente en el erario. Mientras la población pasaba generalizadamente a la pobreza, uno de estos banqueros, el más grande, logró comprar un gran banco en Centroamérica.

Para el gobierno de Bogotá, en esos primeros meses, la prioridad era privatizar tres hospitales de la red pública, y demoler el San Juan de Dios, que paradójicamente tenía una instalación nueva de red de gases para conectar 100 unidades de cuidados intensivos. La alcaldesa pensaba que el virus era una gripa, y así lo dijo públicamente, y la secretaría de salud solo miraba cómo continuar los negocios inmobiliarios de Peñalosa.

Solo el 26 de marzo el gobierno nacional contrató a unas empresas intermediarias para que salieran a buscar respiradores, ventiladores, o pulmones mecánicos por el mundo, cuando ya en el mercado la demanda de respiradores y UCI estaba desbordada y/o en manos de piratas y especuladores.

Las empresas Mindray S.A, Instrumentation S.A, Allianz Grup, j Medics’s, y Futuro Médico, debían traer para el mes de Junio 1.495 respiradores. Hoy, cumplido el plazo, solo se tiene noticia de la entrada de 340 de ellos, el 23%.

El incumplimiento del contrato es flagrante, y significa la pérdida de miles de vidas que podían salvarse simplemente si a Duque se le hubiera ocurrido, como le imploramos, iniciar la compra desde principio de año, o si las alcaldías fuertes hubieran hecho lo mismo.

Para la época en que el mundo se aterraba por la irrupción del peligroso virus, Duque estaba inmerso en labores de politiquería fina propias de un gobierno obstinado en acabar con el Acuerdo de paz. Necesitaba cambiar el ministro de salud por uno de Cambio Radical para obtener mayorías en el Congreso que le permitieran destruir la JEP. La preocupación de Duque, y así lo demostró el cambio del ministro, no estaba en la pandemia.

Ni en enero, ni en febrero, ni en marzo se compraron las maquinas respiradoras y no entró para esa época una sola al país.

Hoy, las máquinas que ya teníamos, no están donde están los enfermos. La mayor parte de la población colombiana vive a horas de una máquina respiradora, probablemente, salvadora. Las máquinas están donde el neoliberalismo puede usufructuarlas. En las zonas prósperas de las grandes ciudades donde habita la población con mayor capacidad de pago, y, por tanto, también está allí el personal capaz de manejarlas. Ese es el efecto de la ley 100. Es un efecto de mercado. La ley 100 transformó la salud en una mercancía sometida a las leyes de la oferta y la demanda. La demanda solo se puede construir si hay disponibilidad de pago y es allí donde está la oferta.

El actual ministro de salud nunca pudo contestarme esta pregunta. ¿Por qué razón la mayor parte de las personas que han muerto por el virus, fallecen en sus casas, o en hospitales sin pasar por una UCI? La respuesta no es más que esta, y de allí el silencio ministerial: Allí donde muere la gente no hay UCI y, por tanto, tampoco personal que pueda manejarlas.

De esa pregunta se desprende otra de consecuencias terribles: ¿Si las UCI y su personal estuvieran donde la gente se ha enfermado o fueran llevadas allí, ¿cuánta gente se hubiera salvado? La respuesta es obvia: hoy centenares, mañana miles, y pasado mañana, decenas de miles.

La ley 100 y sus actuales gobernantes defensores, son culpables de la muerte de miles de colombianos por respetar las reglas del mercado en un espacio que corresponde a un derecho fundamental y por no haber priorizado la vida humana en sus decisiones.

El poder, hoy desnudo ante el virus, nos muestra su catadura criminal: a la salud como al agua, como a lo indispensable para vivir, la convirtieron en simple merchantería, en valor de cambio, en medio para realizar ganancias particulares de grupos empresariales muy poderosos.

Por eso ya no hay que extrañarse que convoquen más días sin IVA, o que aumenten el uso del Transmilenio. La política de enfrentamiento al virus tanto en el gobierno nacional como en los locales, no sigue la priorización de la vida, sino que, siguiendo a Trump y Bolsonaro, sigue la reactivación económica y por tanto ve a la población como una masa para producir ganancias y no como una humanidad cuya vida necesita ser cuidada. Un ser humano para la ganancia de otros, y no un ser humano para la vida.

Si las máquinas, esos objetos que son la cosificación de las relaciones humanas, no están, menos aún, las personas. No se pensó en las personas que las manejarían. No se contrató y/o preparó el personal esencial para el manejo de las UCI o respiradores.

Miles de enfermeras y auxiliares de enfermería, y médicos siguen desempleados en todo el país, y los que están contratados, lo están a través de la miseria, de su esclavización laboral por la vía de intermediarios laborales o a través de los contratos de prestación de servicios basura, cuando en realidad cumplen funciones misionales, y vaya que misión: la de salvar vidas humanas.

En el ser humano dedicado a la profesión de la salud han marcado todos los desafueros que el Estado ha querido marcar sobre el conjunto del mundo laboral del país. La sobre explotación, el deterioro de sus condiciones de existencia, la esclavización sin contemplaciones de su seguridad vital.

La pandemia ha desnudado el poder tal cual es. Un poder pensado en el crimen y el negocio y no un poder pensado en la vida de la gente.

Cuando llegue el terrible momento, que ya vivieron en Europa, en que el médico deba decidir a quién poner y a quién quitar el respirador, las víctimas del virus y del gobierno indolente, tendrán que pronunciar la terrible frase de George Floyd, que no voy a repetir, pero que representa hoy, para el mundo, el símbolo de todas las miserias humanas.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

47 Comments on "«No puedo respirar»"

  1. Mery Luz Bonilla | 28 junio, 2020 at 7:22 am | Responder

    Figurativamente tampoco podemos respirar, por las otras pandemias, las de la corrupción, la indiferencia, el abuso, la violación y asesinatos de los débiles e indefensos.

    • GEORGE FLOYD no murió en New York. Fue asesinado en Minneapolis.
      Los alcaldes municipales y los gobernadores fueron despojados de la facultad d compra de insumos clínicos.

  2. La salud integral debe ser la única estrategia para salir de este momento de crisis y fortalecer nuevas salidas repensando el desarrollo incluso el económico.

  3. Muy ciertas las apreciaciones, no podremos respirar porque aquí siempre ha importado el obtener ganancias económicas a costa de lo que sea.

  4. augusto velasquez elejalde | 28 junio, 2020 at 8:18 am | Responder

    Cuando no se está bajo el influjo del sistema corrupto que gobierna a la humanidad, se entiende que esta cuarentena de la falsa pandemia, solo es una estratagema, para la puesta definitiva de la agenda del Nuevo Orden Mundial, que es negado pero que somete más a los pueblos del mundo.

    • La cadena perpetua debería ser para las lacras corruptas ya que son la raiz de todos los males;se roban el dinero que aportamos todos para la salud integral,educación,atención psicosocial,vivienda etc…y luego nos quejamos de los muertos por covid o de la cantidad de violadores que recien eran niños.Con populismo (Tv)quieren solucionarlo todo, per no hay tal, ahí esta la realidad no se puede mentir ni autoengañarse.

  5. Luz Marina Garzón | 28 junio, 2020 at 8:18 am | Responder

    Excelente descripción analítica de lo ocurrido. A ver si los trabajadores de la salud, los pacientes, y en general la población por fin asumimos que el camino para superar esta y todas las demás aberraciones está en elegir bien,no vender el voto, no dejarnos robar las elecciones, defender los derechos fundamentales por encima de intereses de mercado, eliminar la ley 100 y privatización de las pensiones, cuidar lo público la educación,la salud y las empresas hay que recuperarlas para el servicio y progreso de todos, protección del medio ambiente, energías limpias. O lo hacemos, o lo que nos espera es peor que todas las películas apocalípticas.

  6. El sistema de salud es terrible y solo es para algunos, por que nos ponen un Sisben con si fuésemos millonarios,sin tener siquiera un trabajo

  7. Antoin platon caceres | 28 junio, 2020 at 9:26 am | Responder

    Hay cosas por las que debemos preocuparnos ahora: producir alimentos, medicinas, instrmumentos para la medicina: respiradores, etc.).¿Y el resto? Sobre eso se van creado otras necesidades ( nuevas empresas,etc.)

  8. Daniel Madrigal | 28 junio, 2020 at 9:36 am | Responder

    Gracias Gustavo por escribir y deleitar nos con su conocimiento y sabiduría

  9. Daniel Madrigal | 28 junio, 2020 at 9:37 am | Responder

    Gracias

  10. Gracias lo q ud dice siempre el tiempo le da la razon

  11. Excelente artículo que demuestra que el gobierno tomó la opción de salvar la economía de los grandes bancos sobre la vida… El billete vale más que la vida… La vida no vale nada

  12. Sr Petro
    Era Mineapolis

  13. Se concentran en hablar solo de respiradores y UCIs pero no se le da prioridad a los avances para encontrar una vacuna o una cura para salir definitivamente de esta situación.

  14. Miriam Mosquera cuesta | 28 junio, 2020 at 10:31 am | Responder

    No puedo respirar , ante la corrupción en el choco, y que en estos momentos no me permite dormir del miedo a contagiarme y tener que vivir el calvario de una mala atención o de tener que esperar una cama aquí en el choco o en Medellín, no puedo respirar ante el abandono , la indiferencia del gobierno Nacional por décadas al pacifico , no puedo respirar ante el racismo hacia nosotros los afros , no puedo respirar de preguntarme cuánto debe pagar el presidente por hablar lo mismo y lo mismo todos los días a rcn y a caracol y cuanta gente sufriendo, padeciendo hambre gracias Petro, por recordar a Floyd, eso mismo vivimos los negros al rededor del mundo y aquí en colombia, no es la excepción ante la desigualdad y falta de oportunidades . excelente reflexión

  15. Da gusto detenernos por unos minutos para leerte honorable senador. Espero nos sigas ilustrando de esta manera.

  16. Jose anillo zamora | 28 junio, 2020 at 10:32 am | Responder

    Excelente articulo, nos muestra la realidad de la radiografia Colombiana.

  17. Excelente columna, pero hay un virus peor que no permite que los colombianos respiremos, mismo virus que no ha dejado recoger un cadáver en el Cauca para así mostrar un mensaje de quien es el que manda, virus que convirtió una población pujante y echada para adelante, por una guía hacia la filosofía del facilismo, como dijo Petro me abstengo de decir cual es el virus pero ya todos se imaginarán a que me refiero

    • Selma Lúcia Maia | 28 junio, 2020 at 12:18 pm | Responder

      Excelente! Desde Brasil «No podemos respirar «por aqui também num mundo de Pandemia temos um governo agindo como Pandemônio! Sufocante desgoverno genocida! …seguimos em luta contra o racismo fascismo autoriturismo ,por um mundo melhor +justo

  18. Qué buen análisis que ratifica còmo en un estado corrupto las personas son mercancìas que se utilizan en la conveniencia de los poderosos.Es una lástima mirar las pésimas polìticas del mercachifle de presidente que nos gobierna.

  19. Julio Alvaro González Hernández | 28 junio, 2020 at 10:56 am | Responder

    Estimado senador Gustavo Petro, leí su columna y su crítica frente a la manera como se ha manejado la pandemia por parte del gobierno me parece bastante acertada. Yo, como médico que soy, le haría un pequeño ajuste a la frase «… en que el médico deba decidir a quién poner y a quién quitar el respirador…», pues ella no corresponde a la realidad de hoy del ejercicio médico, esa decisión, desafortunadamente, no estará en manos de nosotros los galenos, esa decisión terminará en manos de los distintos entes administradores de salud. Gracias

  20. Excelente Gustavo. Más claro no se puede. La pregunta es porqué sabiendo todo ésto, el pueblo y la oposición han permitido 27 años de la Ley 100? Es inaudito el nivel de corrupción, dominación y poder de este maldito gobierno.

  21. Toca hacer algo para que se le dé la razón a este señor en tiempo real y no esperar que nuevamente nos esteremos en diferido que SI tenía razón
    Y a los anteriores comentarios donde corrigen de la equivocación geográfica, que importa donde allá sido, acaso es relevante? Acaso cambia la idea a llevar lo importante fué que sucedió y fué en ese país.

  22. Miguel Alfonso Peña Leguia | 28 junio, 2020 at 11:26 am | Responder

    Felicitaciones doctor Petro, por esta radiografía con su pluma de la realidad de la salud y la corrupción en nuestro país.Despierta Colombia llegó el momento de cambiar la estructura criminal y narcoparamilitar que nos gobierna encabezada por Álvaro Uribe Vélez EL MATARIFE

  23. Gustavo, creo que el gran error de Claudia en BOG fue no gestionar los ventiladores directamente…esperar a la burocracia del gobierno central era demasiado

  24. PETRO como siempre con los análisis y las soluciones a cada problema del país. Dios lo. guarde integralmente.
    No ví, o leí mal? Que PETRO diga que fue en N.Y. el asesinato de Floyd. Dice que un policía de Minneapolis.

  25. Charles Martínez | 28 junio, 2020 at 11:59 am | Responder

    Un comentario interesante, para entender como se ha venido manejando la situación sanitaria del Covid-19. Siempre enfatizando con la rentabilidad que genera tda la cadena de la política de salud que una ve3 más desnudó la CRÍSIS y la tenue respuesta de un narcogobierno que se concentra en sus ganancias y favorecer a sus mercenarios socios politiqueros.

  26. Jesus Villarreal | 28 junio, 2020 at 12:09 pm | Responder

    Muy inerezante su punto de vista doctor petro, lamentablemente estamos bajo el mandato de un poder mafioso, que por décadas a entorpecido a la gente para que crea que la salu no es un derecho, sino es un privilegio para el que la pueda pagar

  27. Más claro no canta un gallo

  28. Alba Rosario Ruiz | 28 junio, 2020 at 1:06 pm | Responder

    Cómo siempre Dr Petro muy asertivo en sus apreciaciones,estamos en la imunda con este narcogobierno

  29. En Colombia » No podemos ni respirar» aquí a todo el que opine en contra de este régimen ( con máscara de democracia), le mandan a quitar la respiración para siempre… Gracias Gustavo Petro por su valentía👏👏👏👏…Lo admiro por eso… Dios lo bendiga a Ud y a su familia…🙏🙏👍👍

  30. EXCELENTE RADIOGRAFÍA Y RECUENTO DE COMO ESTE AÑO HA SIDO UN AÑO PERDIDO COMPLETAMENTE POR LA NEGLIGENCIA DE LOS PRINCIPALES ACTORES DEL PODER COMO PRESIDENTE Y ALCALDES DE BARRANQUILLA Y BOGOTÁ EN CONCRETO QUE ESTÁN SIENDO DESBORDADOS VICTIMAS DE SU NEGLIGENCIA CORRUPCIÓN Y SU ARROGANCIA E INDOLENCIA, MUY MUY BIEN EXPUESTA TODA LA SITUACIÓN ACTUAL, GRANDE PETRO GRACIAS SEÑOR PRESIDENTE. #PETROPRESIDENTE2022

  31. Natalia Guevara | 28 junio, 2020 at 1:36 pm | Responder

    Me encanta escucharlo Senador Petro cada vez que usted habla es claridad para todos los colombianos ahora aún más leerlo y poder compartir su pensamiento tan acertado.

  32. Realidad histórica como los corruptos hacen y deshacen con la Nación en detrimento de la inmensa mayoría de los colombianos. Despierta colombia

  33. Que gran columna Petro!

  34. Me encanta. El líder de nuestra Colombia Humana es quien mejor trabaja en pro del progreso de nuestro país, de la mano con los compañeros de la oposición, quienes nos representan de la mejor manera. Muchas gracias por su incansable esfuerzo.

    • Dr petro gracias por su aporte a que veamos la realidad del país la narco corrupción que nos gobierna gracias y felicidades por su gran ayuda e inteligencia

  35. Dr Gustavo Petro yo lo admiro y Ud investiga muy bien. En esta única oportunidad no estoy de acuerdo con UD , en el sentido de que tales respiradores sean la salvación. Ud predicaba de la mediciana preventiva y se ha olvidado de ese acierto . En Italia se establecio por los médicos que lo importante era combatir los trombos ( con asipirina ) que impiden la respiración y los respiradores por tanto no son el enfoque.lo importante para otros medicos no alineados con la mentirosa OMS es la prevencion y matar el virus con bebidas que aumentan la alcalinidad (vinagre , jengible , ajo , bicarbonado ) y si progresa hay otros soluciones que dan estos medicos . Porque no acercase a verdaderos cientificos como el Doctor Parroyo y dejar de copiar a los que solo copian ?. La solucion principal no debe ser encerrar a la gente : Ojala esto puda llegar a UD que es buen estudiante y profesional. Aclaro no soy médico pero este comentario esta ya muy difundido por médicos independientes y cientificos

  36. Wilson De Jesús | 28 junio, 2020 at 9:44 pm | Responder

    Interesante discurso, pero siendo de la oposición y viendo que se avecinaba semejante desastre por qué no lo advirtió, senador Petro, sólo hasta ahora viene a pronunciarse, eso no es amor a la patria.

  37. Senador Gustavo Petro felicitaciones como pretende que un SUBpresidente que no sabe donde esta parado logre sacar avante el pais cuando los que gobiernan estan detras ejemplo el mensajero de los magnates y poderosos del país el Carrasquilla quien le elabora los decretos al inepto presidente para el beneficio de ellos y el innombrable fortalece dia a dia la reaparición paramilitar en todo el pais Colombia es un caos y al borde del abismo en todos los niveles y con el silencio de los medios periodísticos en mermelados y con entes de control que no existen ejemplo a donde han ido a parar los billones parece que no cuadran las cifras.-

  38. Eso va más allá de querer favorecer a los ricos de Colombia, como se dice en un comentario, es firmar parte de ese engranaje de un sistema corrupto que gobierna a la humanidad, que ha hecho de Colombia su laboratorio, tomando a los colombianos como conejillos por el sistema politiquero de un Estado en manos de lastres criminales que, al final y al cabo, la tal pandemia, solo fue la lotería mayor para seudos «gobernantes» que obedecen ciegamente los preceptos del Orden económico Mundial, que siempre ha accionado para someter en el terror a los pueblos del mundo.
    Es un oscuro plan que exige cumplir unas metas que están lejos del respeto porla vida, plan que hay que criminalizar por los actos de todas esa personas que se han prestado a ésta pantomima para destruir a la especie humana. Tienen que pagar, y el primero en la lista es Colombia!!! Porqué Colombia?, porque teniendo la opción de detener el ingreso del virus al pais, no lo hizo, el mal llamado presidente, no accionó las alarmas tempranas que pudo darse desde enero cuando ya se conocia de la posibilidad de propagarse el virus, dio espacio para que ingresara el virus al pais, dejando abierto un boquete en los aeropuertos, se demuestra que coartó la decisión de mandatarios locales de buscar soluciones asumiendo una actitud autocrática, sintiendo que el poder se le salia de las manos si los dejaba actuar, o solo fue estrategia para el manejo de una situación que sólo él sabría cuáles debían ser los resultados, el acto de sacar a los trabajadores al matadero sin control y por exigencia de los empresarios, la imbecibilidad del dia sin IVA con pleno conocimiento de lo que podria sueder, el tiempo de prolongación de la cuarentena que en otra parte no ha durado mucho, insistir wn los protocolos impuestos por la OMS aún a sabienda que Italia puso en evidencia el engaño que se le estaba haciendo a la humanidad, y que se le está haciendo un manejo politico, distrayendo a la ciudadania con el miedo y el confinamiento permanente, para poder ocultar las ollas de corrupción que se han venido destapando y que igual los llevaria a pagar por crimenes de lesa humanidad. En conclusión tendrán que pagar por partida doble… eso, sin contar la acción oportunista de usar la emergencia como instrumento de robar el erario público. Pagarán por ello, por el infame accionar de trabajar por una meta de infectados y muertos y no por llevar esa meta a cero infectados 0 muertes.

  39. Harold Huertas | 1 julio, 2020 at 9:27 am | Responder

    Aquí en Colombia tristemente se hace cada vez más difícil respirar. Es evidente que la mano fantasma del gobierno nos aprieta con medidas que hacen más difícil la supervivencia, además de la corrupción que los quita a muchos la posibilidad de respirar, nos coartan derechos fundamentales, no hay igualdad… esta falta de equilibrio y equidad nos quita cada vez las posibilidades de respirar. Bendiciones dr Petro.

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*