sábado, julio 20

Graves irregularidades financieras en Nueva EPS y Sanitas, revela el superintendente de salud

Durante un reciente debate de control político en la Comisión Séptima del Senado, Luis Carlos Leal, Superintendente Nacional de Salud, reveló significativas irregularidades financieras en las Entidades Promotoras de Salud (EPS) Nueva EPS y Sanitas. Estas irregularidades, descubiertas tras la intervención de ambas entidades a principios de abril, implican ocultamiento de deudas y gastos administrativos injustificados.

Nueva EPS: Deuda Oculta Millonaria
Leal denunció que desde 2019, Nueva EPS habría ocultado facturas que ascienden a $5.5 billones de pesos con Instituciones Prestadoras de Salud (IPS). Estas facturas no fueron reportadas al sistema de salud, presentando un pasivo mucho mayor al estimado anteriormente por la Superintendencia de Salud, que era de solo $500.000 millones. Este hallazgo salió a la luz gracias a la intervención administrativa de la entidad.

“Durante años, muchas facturas no se reportaron al sistema de salud, lo que incrementó considerablemente el pasivo de la Nueva EPS”, afirmó Leal. Este ocultamiento de deudas pone en riesgo la prestación de servicios de salud, ya que no se acompaña de un paquete de inversión para cubrir los pasivos existentes.

Sanitas: Gastos Administrativos Injustificados
Sanitas, la segunda EPS más grande del país, también fue objeto de críticas. Según Leal, esta entidad reportó pérdidas anuales de $400.000 millones en los últimos dos años. Sin embargo, se detectó un aumento injustificado de $210.000 millones en gastos administrativos. Además, el 75% de sus contratos se realizaron bajo una modalidad costosa y menos responsable para la gestión del riesgo en salud.

Estas prácticas financieras ineficientes y opacas han generado preocupación sobre la capacidad de estas EPS para continuar operando eficientemente y garantizar el acceso a servicios de salud de calidad.

Consecuencias y Medidas
La Superintendencia de Salud ha elaborado planes administrativos para los interventores de Nueva EPS y Sanitas, que se presentarán próximamente. Estas intervenciones buscan corregir los errores administrativos y financieros que llevaron a las actuales crisis de estas entidades.

El debate sobre la sostenibilidad y la transparencia del sistema de salud colombiano sigue en curso, especialmente ante la salida de otras EPS del sistema, como Sura y Compensar. La situación exige medidas urgentes y efectivas para asegurar que los recursos destinados a la salud se utilicen correctamente y se garantice la prestación de servicios a todos los afiliados.

Las denuncias del Superintendente Luis Carlos Leal subrayan la necesidad de una mayor supervisión y rendición de cuentas en el manejo de los recursos de salud, para evitar futuros daños al patrimonio del Estado y asegurar un sistema de salud eficiente y transparente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *