Indepaz reportó el asesinato de varios líderes sociales en lo corrido de este fin de semana 

El Instituto de Estudios para la Paz (Indepaz) reportó el asesinato de varios líderes sociales en lo que va corrido de este fin de semana, la preocupante cifra ya deja un saldo de 10 defensores de derechos humanos que corrieron la misma suerte durante el mes de noviembre. 

El primer caso se presentó en San José de Guaviare el pasado viernes 18 de noviembre, dos reconocidos líderes sociales fueron hallados muertos luego de haber sido reportados como desaparecidos hace varios días, se trata de Querubín Mendoza y Jhony Rodríguez. 

Según fue documentado por la organización no gubernamental, ambos líderes asistieron el pasado 23 de octubre a una reunión comunitaria en el sector de Guacamayas, posteriormente fue reportada su desaparición y hasta hace unos días se informó la lamentable noticia de sus muertes. 

Ese mismo día,  el instituto informó el asesinato de un miembro del resguardo indígena Nasa de Pitayo, Juan Alberto Guejia Peteche, quien era sabedor ancestral al interior de su comunicada, según informan, fue secuestrado en días pasados y el 18 de noviembre fue encontrado su cuerpo sin vida junto con el de su esposa en la Zona del Paramo parta alta de Pitayó. 

Por su parte, las autoridades indígenas de la zona se encuentran en la verificación de los detalles del crimen y en la búsqueda de los victimarios que perpetraron el crimen, a su vez señalaron que estos hechos causaron una desarmonía total entre la comunidad. 

El último hecho sucedió este domingo 20 de noviembre, tres personas fueron asesinadas en la vereda Palma de Chaux, en zona rural del municipio de Cajibió, Cauca, una de las víctimas fatales fue el actual presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Diana,  Alberto Quina. 

De acuerdo con la información preliminar, un grupo armado ingresó a un establecimiento público de la zona y disparó indiscriminadamente en contra de quienes se encontraban allí. 

Por lo lamentables hechos que hoy enlutan a Colombia, la Defensoría del Pueblo emitió varias alertas tempranas, previniendo que en las diferentes regiones en donde ocurrieron estos asesinatos hacen presencia actores armados y hay poca presencia estatal.