martes, abril 16

Martha Lucía Ramírez será investigada en Italia por su presunta vinculación en un escándalo de corrupción de 80 millones de euros

La fiscalía de Nápoles, Italia, está llevando a cabo una minuciosa investigación que involucra a prominentes figuras políticas y empresariales, entre estos la exvicepresidenta de Colombia, Martha Lucía Ramírez, por su presunta relación con una irregular adquisición de aviones y barcos militares para Colombia cuando era funcionaria del gobierno de Iván Duque.

Según las acusaciones presentadas por la fiscalía italiana, Ramírez podría estar involucrada en una trama destinada a facilitar la conclusión de acuerdos formales y definitivos para la adquisición de aviones y barcos militares italianos por parte del gobierno colombiano cuyo valor ascendía a más de 4.000 millones de euros.

La investigación apunta que Ramírez al parecer actuó como intermediaria en las relaciones entre las empresas italianas y las autoridades colombianas, aprovechando su posición en el Ministerio de Relaciones Exteriores y su influencia como Vicepresidenta del país. Se le acusa de utilizar su cargo para favorecer y obtener beneficios personales y financieros a cambio de la firma de los mencionados acuerdos comerciales.

De acuerdo con diarios de prensa italianos, “el objetivo de esta operación era facilitar y obtener de las autoridades colombianas la celebración de acuerdos por un valor total de más de 4.000 millones de euros. Para ello, ofrecían y prometían a otras personas la contraprestación ilícita de 40 millones de euros correspondientes al 50% de la comisión total de 80 millones de euros”.

Las acusaciones también mencionan la participación de consultores internacionales, Francesco Amato y Emanuele Caruso, quienes trabajaban como asesores en cooperación internacional para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Estos consultores establecieron contactos con Ramírez y, a su vez, tenían vínculos con figuras importantes en Italia, como Massimo D’Alema, ex primer ministro italiano, y Alessandro Profumo, CEO de Leonardo, así como Giuseppe Giordo, ex director general de Fincantieri.

Sin duda, el caso de la venta de aviones y barcos militares a Colombia ha puesto bajo escrutinio a Martha Lucía Ramírez quien ahora deberá enfrentar una investigación por su presunta participación en una trama para facilitar acuerdos comerciales irregulares, utilizando su influencia política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *