Urías Velásquez


20 de Julio de 1810: día del Contrabando Nacional

Se ha escrito mucho acerca de las causas de la independencia de Colombia y con el pasar del tiempo algunas teorías han tomado fuerza y se han convertido en la verdad oficial sobre el asunto. Por supuesto que dicha circunstancia no ha sido producto del azar, la investigación exhaustiva o la buena voluntad de los que han gobernado, sino más bien un fino trabajo de “punto y cadeneta” de unos pocos –que aún gobiernan- para que la historia se cuente a su favor y, de paso, el pueblo que los mantiene en su ventajosa posición no tenga herramientas para sublevarse y defender lo que, en realidad, es de ellos: La Patria.


El 9 de abril de 1948 no se mató a un hombre, se intentó asesinar a un pueblo (Parte II de III).

El 9 de abril de 1948 no se asesinó a un hombre, se intentó matar a un pueblo. ¡No lo consiguieron! Es cierto, pero la conspiración continúa y se extiende hasta nuestros tiempos. Entender lo que sucedió en ese momento no solamente es una tarea académica necesaria, sino, y más importante aún, la clave para que –algún día- podamos enderezar nuestro destino y devolverle al país el rumbo que merece, el rumbo que una clase política corrompida le ha impedido desde siempre.


Comenzó en Colombia la operación «La Noche de los Lápices»

Al inicio del segundo capítulo de su libro: ¿Qué pasó el 9 de abril? Escribe Eduardo Santa: “hay fechas en la historia de todos los pueblos que son como hitos que sirven para las grandes demarcaciones cronológicas y puntos de referencia inevitables”, pues bien, puede ser que la noche de ayer, 10 de julio de 2020, sea una de esas fechas que advierte Santa porque el país comienza horrorizado a vivir en firme lo que en redes sociales ya se conoce como «La Noche de los Lápices Colombiana» en alusión a la famosa película argentina que muestra como la dictadura en ese país perseguía, secuestraba y asesinaba  a todo aquel que osaba expresarse diferente.