El Libertador

Bolívar y la metida de pata de Marx

El error de Marx se origina en que a pesar de su capacidad se tragó sin masticar los pocos libros que sobre el libertador existían en la biblioteca del Museo Británico. Y estos eran: en parte, escritos con resentimiento por europeos defenestrados por Bolívar de las filas independentistas; en parte teléfono roto de las mentiras con que Santander -a través de sus periódicos- manipuló por años a la opinión pública bogotana[ii]. De hecho también se huele que otra de las fuentes, fuera el artículo “Colombia” de la enciclopedia británica, que ayudó a escribir Santander durante su viaje a Europa[iii].