jueves, febrero 22

Las confesiones del Policía que puso preso al hermano del presidente Uribe

En una hora aproximadamente de entrevista con los periodistas Diana Zuleta y Gonzalo Guillén, hoy amenazados por sus investigaciones sobre la ‘Ñeñepolítica’, el Mayor retirado de la Policía Nacional, Juan Carlos Meneses, reafirmó sus señalamientos contra Santiago Uribe Vélez, denuncias que salpican también a su hermano el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Meneses, quien es uno de los principales testigos en la investigación que lleva la Fiscalía contra Santiago Uribe Vélez por la conformación de la estructura paramilitar de ‘Los Doce Apóstoles’, contó en detalle como esta organización delictiva fue un grupo de “limpieza social” que operó en el norte de Antioquia a principios de la década de los 90.

Según Meneses, la banda criminal era liderada por el hermano del expresidente Álvaro Uribe, el ganadero Santiago Uribe Vélez, quien coordinaba las actividades delictivas desde la hacienda ‘La Carolina’, propiedad de su familia. Allí, se sospecha que funcionaba una de las bases de entrenamiento militar para sicarios del narcotráfico.

En la estructura paramilitar, explica el Mayor retirado de la Policía, participan narcotraficantes, comerciantes, hacendados y hasta el párroco de la iglesia, Gonzalo Palacios, quien guardaba la información de las confesiones con feligreses, para transmitírsela a Santiago Uribe Vélez.

Con esa información, se procedían a armar los operativos para asesinar a sindicalistas, extorsionistas, ladronzuelos, guerrilleros y expendedores de droga, con la complicidad de la Policía y del Ejército.

Entre otras cosas, uno de los detalles que llama más la atención de la entrevista en La Nueva Prensa, es la relación que tenía el hoy presidiario Álvaro Uribe Vélez con el grupo paramilitar de los ‘Los Doce Apóstoles’, que menciona Meneses. Según su testimonio, Uribe tenía pleno conocimiento de la operación de esta banda criminal.

De hecho, confiesa que Santiago en su momento decía que, si su hermano llegaba a la gobernación de Antioquía, el grupo contaría con su apoyo incondicional e institucional.

“La investigación judicial por este caso y otros en los que aparecen los Uribe Vélez, se ha caracterizado porque la mayor parte de los testigos han sido asesinados, han desparecido o cambiado intempestivamente sus versiones” anota la Nueva Prensa.

Aquí puede encontrar la entrevista completa:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *