martes, abril 16

En un acto de justicia agraria, la ANT entregó tierras del ‘Ubérrimo’ a campesinos de Córdoba 

La Agencia Nacional de Tierras entregó este martes el predio recuperado del expresidente Álvaro Uribe, que abarca 8,3 hectáreas, a la Asociación Baluarte Nacional Campesino Juana Julia Guzmán de Córdoba. Este paso representa un reconocimiento al derecho legítimo de los campesinos sobre la tierra y marca un hito en la lucha por la reforma agraria.

Recordemos que la finca “El Ubérrimo”, reconocida como la propiedad más emblemática del expresidente Álvaro Uribe y su familia, ha estado en el centro de una disputa legal por años. Compuesta por varios predios ubicados en la zona rural de Montería y municipios adyacentes, esta finca ha sido objeto de intensos debates sobre la tenencia de la tierra y los derechos campesinos.

El último capítulo de esta saga se escribió el 28 de julio de 2023, cuando la Agencia Nacional de Tierras (ANT) declaró que uno de los predios que conformaban El Ubérrimo, conocido como “El Laguito 2”, tenía origen baldío. Esta determinación subraya que el predio fue apropiado de manera irregular, ya que los terrenos baldíos son propiedad del Estado.

El proceso de saneamiento de El Laguito 2 estuvo marcado por disputas legales y revelaciones impactantes. Una investigación periodística realizada por Juan Pablo Barrientos en septiembre de 2020 reveló que la Sociedad Agropecuaria El Ubérrimo S.A.S., representada por Lina Moreno, esposa del expresidente Uribe, buscaba legalizar la propiedad de la finca a través de una demanda interpuesta en 2019.

La demanda argumentaba que la sociedad tenía el dominio del predio desde hacía más de siete años, respaldándose en el pago del impuesto predial y en el usufructo continuado del terreno. Sin embargo, la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Cereté determinó que El Laguito 2 carecía de dominio privado y, por ende, era considerado un bien baldío de la Nación.

La decisión de la ANT de declarar El Laguito 2 como un bien baldío reafirma los preceptos legales que prohíben la adquisición de propiedades de naturaleza baldía. Aunque la familia Uribe haya ocupado y explotado el terreno durante años, la ley establece que los terrenos baldíos son de dominio estatal y no pueden ser adquiridos por particulares.

La entrega del predio a la Asociación Baluarte Nacional Campesino Juana Julia Guzmán es un paso significativo hacia la justicia agraria. Con estas 8,3 hectáreas, los campesinos podrán desarrollar proyectos productivos y avanzar en su proceso organizativo. Este acto no solo reconoce el trabajo campesino, sino que también promueve la construcción de la paz total y la equidad en el acceso a la tierra.

El presidente Gustavo Petro ha instado a los campesinos a impulsar la asociatividad como una herramienta para industrializar la producción agrícola. Reconoce que la industria nace de la tierra y que la industrialización es fundamental para el desarrollo nacional.

En un país donde la distribución de la tierra ha sido históricamente desigual, la devolución de El Laguito 2 representa un paso hacia una sociedad más justa y equitativa. Es un recordatorio de que la tierra debe ser un bien común que beneficie a toda la sociedad, especialmente a aquellos que la trabajan día a día para sustentar a sus comunidades y construir un futuro más próspero para todos.

Con información de El Espectador 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *