lunes, junio 17

Durante la primera audiencia del juicio contra Alvaro Uribe, la Fiscalía imputó un tercer delito al expresidente

Este viernes, la Fiscalía General de la Nación presentó formalmente las acusaciones contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por los presuntos delitos de manipulación de testigos y fraude procesal añadiendo el delito de soborno.

La adición de este tercer cargo está relacionado con la exfiscal Hilda Niño, quien habría recibido una oferta de coima para testificar falsamente en contra de altos funcionarios de la Fiscalía. Según las nuevas evidencias, el abogado Diego Cadena, actuando bajo las instrucciones de Uribe, contactó a Niño para asegurar su testimonio a cambio de beneficios.

La audiencia de acusación que se adelantó este 17 de mayo fue coordinada por la juez 44 del circuito de conocimiento de Bogotá, Sandra Heredia, y Uribe podrá defenderse en libertad mientras se desarrolla el juicio.

El caso ha sido asumido por el fiscal primero delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Gilberto Iván Villarreal, quien realizó una nueva valoración integral de las pruebas, incluyendo testimonios claves previamente remitidos por la Corte Suprema de Justicia. Villarreal aseguró que la estrategia de manipulación de testimonios en contra de Uribe y su hermano, Santiago Uribe, fue llevada a cabo con apoyo consciente y sistemático de múltiples personas, y con el beneplácito del expresidente .

Para sustentar las acusaciones, Villarreal ordenó el traslado de testimonios de Carlos Enrique Vélez Ramírez, Juan Guillermo Monsalve y Deyanira Gómez, los cuales fueron rendidos durante el juicio contra Diego Cadena, exabogado de Uribe. Además, se practicaron nuevas declaraciones de Monsalve y Gómez para aclarar dudas señaladas en procesos anteriores .

Recordemos que el proceso judicial contra Álvaro Uribe se remonta a 2012, cuando el expresidente acusó al senador Iván Cepeda de intentar vincularlo con grupos paramilitares. Luego, en 2018, la Corte Suprema determinó que la investigación de Cepeda era legal y que los aliados de Uribe habían intentado manipular testigos. Desde entonces la defensa de Uribe logró que la Fiscalía precluyera el caso en dos oportunidades, hasta que hace dos meses la entidad lo envió oficialmente a juicio.

Ahora, la audiencia de acusación de este viernes marca un nuevo hito en este proceso legal, pues a pesar de la solicitud de nulidad por parte de la defensa de Uribe, liderada por los abogados Jaime Granados y Jaime Lombana, la Fiscalía rechazó esta petición argumentando que la formulación de la imputación era clara y que la defensa tenía pleno conocimiento de los cargos .

Entre tanto, el juicio se centrará en determinar la veracidad de las acusaciones y la responsabilidad de Uribe en los delitos de soborno a testigos y fraude procesal. De ser hallado culpable, el expresidente podría enfrentar hasta doce años de prisión .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *