JEP expulsó al general (r) Armando Arias e informó que tuvo  una actitud «indolente e indiferente con el objetivo de la diligencia”

Hace algunos horas la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), anunció que la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas expulsó del tribunal al general (r) Jesús Amando Arias Cabrales, por no haber realizado aportes plenos y concretos a la verdad sobre los vejámenes de tortura y desaparición ocurridos en el Palacio de Justicia en 1985. 

El tribunal de paz argumentó que durante la audiencia única de verdad que se llevó a cabo el pasado 17 y 18 de enero de 2023 no evidenciaron un aporte significativo a la verdad y por consiguiente pusieron a Arias Cabrales a disposición del juzgado 15 de ejecución de penas para que siga cumpliendo con su condena de 15 años impuesta por la Corte Suprema de Justicia. 

La sala concluyó que durante los dos días de audiencia dialógica el compareciente asumió una actitud «indolente e indiferente con el objetivo de la diligencia» y «sus respuestas resultaron en varias ocasiones revictimizantes y ofensivas con las víctimas», sostuvo el comunicado emitido por la redes sociales de la JEP. 

A su vez las víctimas que participaron en la diligencia como la Procuraduría solicitaron su expulsión de la JEP “era clara y evidente falta de compromiso con los fines del Sistema Integral de Paz y, en particular, con los derechos de las víctimas a conocer la verdad”.

De acuerdo con la resolución, el alto exmando del Ejercito no suministró información que permitiera establecer el pasadero de las victimas, ni los restos de aquella que han sido entregadas a las autoridades de manera parcial, tampoco profundizó en las circunstancias en las que se dio la vulneración de los derechos humanos por las acciones de los miembros de la Fuerza Publica que comandó en la operación de retoma de Justicia.