Gobierno Nacional presentó el primer plan nacional de desarrollo (2023-2026) construido con la gente

El presidente de la República, Gustavo Petro, presentó este lunes 6 de febrero el Plan Nacional de Desarrollo (2023 – 2026), “Colombia potencia mundial de la vida”, una hoja de ruta de 200 páginas para que el país se convierta en un líder mundial en la lucha por la vida, la humanidad y la naturaleza. 

La radicación del documento oficial contó con la presencia del director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Jorge Iván Gonzáles; el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Ocampo; y otros altos funcionarios del gobierno de Gustavo Petro.  

Es de destacar, que la presentación del oficio final ante el Congreso de la República se realizó luego de 51 Diálogos Regionales Vinculantes que tuvieron lugar en varias regiones del país, cerca de 250.000 personas entregaron más de 89.000 propuestas que inspiraron a la construcción de este Plan Nacional de Desarrollo. 

De acuerdo con algunas palabras del presidente Petro “lo que estamos convocando es a un cambio real. Sabemos que es difícil porque la inercia y los temores abundan, pero buscaremos que la opinión de la gente se traduzca en ley«, agregó también, que este plan brindará un impulso a la economía popular, nuevas fuentes de energía y buscará cerrar brechas. 

Así las cosas, el articulado de este plan estima una inversión de $1.154 billones para los próximos cuatro años que serán divididos de la siguiente manera: $138,4 billones será para convergencia regional; $114,4 billones para transformación productiva y acción climática; $747,7 billones para temas de Seguridad Humana y justicia social; $46,1 billones para derecho humano a la alimentación; $28 billones para ordenamiento territorial alrededor del agua; y 83,4 para estabilidad macroeconómica.   

Justamente, las principales metas que tiene este Plan se destacan: actualizar el catastro multipropósito en un 70%, llevar la pobreza extrema a un dígito; utilizar los excedentes financieros del carbón y del petróleo para hacer una transición energética, y llegar a cerca de 3 millones de hectáreas entregadas. 

Frente a esto la vicepresidenta Francia Márquez Mina señaló «nunca en la historia de Colombia el pueblo había construido un Plan Nacional de Desarrollo con una participación tan amplia y efectiva desde las regiones, con propuestas concretas expresadas en diálogos vinculantes. El resultado es un Plan Nacional de Desarrollo realmente histórico, capaz de entender otras nociones del desarrollo: las nociones del buen vivir, del vivir sabroso y de la vida digna para todos, todas y todes”. 

Por su parte el director de DNP, Jorge Iván Gonzáles, resaltó que “es el primer Plan de Desarrollo que coloca en primer lugar a los territorios y permite pensar que es posible un país destino, también habló del esfuerzo de la ciudadanía para articular esas expectativas y sueños para realizar grandes cambios”.