Carolina Corcho planteó algunas propuestas de lo que será la transformación de la salud en Colombia 

En medio de un evento público realizado en Villavicencio la ministra de Salud, Carolina Corcho, dio algunas pistas de la reforma a la salud, la cual se empezará a discutir durante el próximo mese en el Congreso de la República.

La jefa de cartera planteó que con esta reforma va a proponer acabar con los intermediarios en salud, según ella se va a transformar totalmente, una tarea que, según ella, puede durar por lo menos dos años.

«Todos pueden estar seguros de algo: Si se aprueba esta reforma, ningún colombiano ni colombiana va a quedar desprotegido del servicio de salud, se mantendrán todos sus tratamientos y el Estado seguirá entregando y pagando por los servicios. Todo aquel que tiene un derecho y un buen servicio lo va a mantener. Lo que vamos a lograr con la reforma es que el que no los tenga llegue al nivel del que los tiene» indicó Corcho en sus palabras.

A su vez, la ministras reafirmó su postura sobre las EPS y reiteró que estas empresas son inviables, tal y como lo ha venido alertando la Contraloría desde 2014, además calificó como un ‘juego’ lo que estas hacen con los pacientes.

«Yo soy una EPS, el Estado me gira los recursos y yo me contrato a mí mismo, me pago lo que considero, impongo las tarifas que yo quiera, y a los hospitales los quiebro, pero aparte de eso, redirecciono al paciente para que sea atendido en las clínicas que yo contrato, sin que importe dónde vive, y lo someto al paseo de la muerte, a dar vueltas por todo el Meta, incluso, lo obligo a ir a Bogotá. Eso es perverso y es inaceptable. Lo que está en juego aquí es la vida» indicó Carolina Corcho.

Teniendo en cuenta este tema, la alta funcionaria de gobierno puso sobre la mesa que las EPS no pagan los altos costos de tratamientos sobre pacientes y que estos gastos los asume el Estado con dinero de los contribuyentes y concluyó indicando que estas empresas manejan los recursos a su antojo y sin un control ni vigilancia.