seguidores de Bolsonaro invadieron el Palacio presidencial, el Congreso y la Corte Suprema de Brasil

Este domingo cientos de bolsonaristas invadieron el Congreso Nacional pidiendo una intervención militar para derrocar al presidente recién posesionado, Luiz Inácio Lula da Silva.

Según documentó el medio digital Infobae, los seguidores del expresidente de ultraderecha Jair Bolsonaro superaron una barrera policial y subieron la rampa que da acceso al techo de los edificios de la Cámara de los Diputados y del Senado,varios de ellos ingresaron a la sede legislativa. “Después, avanzaron hasta la Praça dos Três Poderes, donde se produjo un enfrentamiento con agentes de seguridad, y se dirigieron al Palacio de Planalto, y forzaron el acceso a una parte del complejo en una de cuyas ventanas colgaron una bandera brasileña”.

Durante 5 horas, los bolsonaristas provocaron varios daños materiales en las instalaciones de las sedes institucionales, posteriormente la policía recuperó el control y reportó la captura de al menos 200 personas que podrían enfrentar penas de hasta 12 años de cárcel por intento de golpe de Estado. 

Por su parte, Lula da Silva, quien se encuentra este fin de semana de viaje en la ciudad de Araraquara, en São Paulo, anunció en rueda de prensa la intervención federal de Brasilia, en manos de un gobernador afín a Bolsonaro. 

En su intervención tildó de “fascistas” a los manifestantes y acusó específicamente al exmandatario Jair Bolsonaro de llamar a la violencia contra la democracia brasileña. Mientras prometió avanzar con la captura de los “financiadores” de la revuelta.