Tras su posesión como presidente de Brasil, Lula Da Silva determinó la reactivación del fondo Amazonía

A horas de su llegada a un nuevo mandato en Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, revocó, vía decreto, polémicas medidas dictadas por su antecesor Jair Bolsonaro en materia de medio ambiente. Una de las primeras determinaciones fue reactivar el fondo Amazonía.

Este fondo, que había sido suspendido por decisión de Bolsonaro en 2019, capta donaciones destinadas a inversiones no reembolsables en proyectos de prevención, monitoreo y combate a la deforestación, además de la conservación y del uso sustentable de los bosques en el bioma amazónico, según describe su página web.

Con su llegada al poder, se espera que cerca de 600 millones de dólares sean destinados desde el Ministerio de Medio Ambiente en programas que hagan frente al cambio climático y restauren la Amazonía

Esta no fue la única medida establecida por el nuevo mandatario brasileño en materia de medio ambiente, pues también revocó un reciente decreto que ampliaba las licencias para la explotación de recursos minerales en la región amazónica e incluso en las tierras indígenas.

Además, según detalló Infobae, otro de los decretos firmados este domingo por Lula también dio cumplimiento a una de sus promesas de campaña y excluyó de un plan de privatizaciones elaborado por el Gobierno de Bolsonaro a las estatales Petrobras, Correos y Empresa Brasil de Comunicación (EBC).