La otra cara de la moneda: La movilización social en Perú, la parte de la protesta que aún no se conoce 

Han sido varios días de una violencia desatada en las calles de Perú, luego de que el Congreso peruano votara por la vacancia del presidente de izquierda Pedro Castillo, incluso miembros del gobierno reclaman que la destitución del mismo es una persecución que se viene presentando desde hace mucho .  

En una rueda de prensa promovida desde el canal de la popular serie Matarife de la autoría de Daniel Mendoza, se congregaron miembros del gobierno y activistas políticos para contar lo que está pasando en el vecino país, varias partes del mundo tienen la lupa las graves violaciones de derechos humanos que se están dando en Perú y sobre todo las muertes de varios protestantes y pertenecientes a movimientos sociales culturales. 

El exministro de Comercio Exterior y Turismo de Perú, Roberto Sánchez Palomino, expresó que la crisis que vive su país data desde la Constitución fujimorista, la cual se centró principalmente hacia un modelo económico neoliberal, mercantil y mercantilista, donde los derechos sociales fundamentales quedaron como “derechos relativos”. 

En ese sentido, el ministro argumenta que desde la emergencia generada por la Covid -19 develó una crisis que demostró que hay fragilidad en el sistema político peruano en todo lo que tiene que ver con derechos fundamentales como la vivienda, educación, salud, entre otros.  

Este es un momento de evaluación y reevaluación para entender como el sur peruano se eleva, no por una agenda no solo  económica en sus regiones, sino una agenda política que quiere una democracia que de verdad atienda sus problemas sin desprecio, porque lo que hemos visto estos 16 meses es una clase política limeña que controla el poder profundamente racista que ha despreciado las formas culturales” sentenció Sánchez Palomino en su intervención. 

Teniendo en cuenta lo anterior, el ministro de Comercio señaló que por ese racismo de las elites políticas de Perú, ha llevado que hasta el propio congreso peruano “le insulte como nunca en la historia han tratado a un presidente”, agrega, que todo lo anterior ha generado esta turbulencia social que hoy vive el país vecino. 

Por su parte, el congresista José María Balcázar apuntó que los partidos políticos de derecha, centro e izquierda se encuentran deslegitimados por que ellos también los “alcanzó” la corrupción, a su vez, indicó que la centrales obreras no son lo que eran antes luego de que Fujimori las disolviera. 

Así las cosas el legislador argumentó que los que se están moviendo en las calles son “los indignados a través de los movimientos sociales”, las grandes manifestaciones se congregan hoy en día por medio de las redes sociales y los protestantes no pertenecen a ningún partido político, simplemente  son ciudadanos de a pie cansados de lo mismo.

Yo soy de los que pienso que las elecciones deben adelantarse para que se cierre el Congreso y luego se trabaje un proyecto de reforma de la Constitución. No hay otra, me parece a mi, no veo otra alternativa para que podamos tener una pacificación en el país” expresó el congresista Balcázar en su intervención. 

Entre tanto, Roberto Sánchez especificó que desde la elección de Castillo como presidente de Perú ha habido un asedio psicológico y directo, no solo en su contra, sino en contra de su familia y asegura que las clases dominantes lo acusaron a priori de comunista, que iba a expropiar y dañar la economía, algo no muy alejado del discurso que usan miembros de la oposición en Colombia. 

Por último, Elmer Ayala quien es un activista social señala que la Policía peruana captura a los manifestantes y los ingresan a las comisarías, luego de ello no dan ninguna información sobre los capturados y ni siquiera dejan a ingresar a los abogados para que sepan en qué condiciones se encuentran.