Fiscalía tomó medidas en el caso de presunto abuso sexual en escuela de futbol femenino de Bogotá 

La Fiscalía General de la Nación tomó medidas por el presunto caso de abuso sexual que fue denunciado por los padres de familia del Club Besser, una reconocida escuela de futbol que tiene su sede en la ciudad de Bogotá, luego de que la ministra de Deporte, María Isabel Urrutia, denunciara el pasado martes que el ente no había tomado cartas sobre este asunto. 

Recordemos que por medio de una carta que fue dirigida a la ministra de Deporte, varios padres de familia de las niñas del Club Besser, denunciaron que esta escuela femenina de fútbol se habia convertido en un escenario de abuso por parte de Pedro Ignacio Rodríguez, el dueño y Sebastián Esteban Rodríguez, en entrenador. 

El club se ha convertido en un escenario de abuso y acoso sexual de menores de edad. Sebastián Rodríguez ha sido denunciado por todos nosotros debido a que, aprovechándose de su profesión, de poder sobre nuestras hijas menores de edad, ha incurrido en múltiples prácticas sexuales abusivas con ellas” señala un fragmento de la misiva enviada en agosto de este año a Urrutia. 

Según la denuncia, ambos se aprovechaban de sus posiciones de poder en el club para realizarle a las niñas tocamientos indebidos, así las cosas, también señalaron que el dueño del equipo, el padre del entrenador, tenía conocimiento de todos los vejámenes a los quedan expuestos las jugadoras menores de edad, sin embargo relatan en la carta, que lejos de tomar acciones para evitar esas situaciones, mostró desprecio  por lo derechos de las niñas y lo encubrió. 

De acuerdo con W Radio, este miércoles 14 de diciembre se imputarán cargos y se solicitará medida de aseguramiento en contra del entrenador, Sebastián Esteban Rodríguez, por los hechos por los que fue señalado presuntamente. 

Es de mencionar, que frente a este lamentable caso la Procuraduría solicitó, en su momento,  al Ministerio del Deporte la activación de rutas de atención, prevención y acceso a las justicia para las víctimas de estos abusos y de sus familias.