El presidente Petro calificó como un “fracaso” que en lo que va de su Gobierno hayan muerto 20 niños por desnutrición 

En su tercera visita a Uribia, el presidente Gustavo Petro hizo un serio llamado al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para que modifique totalmente la política pública de atención a las familias, incluyendo esta manera el concepto que el pueblo Wayú tenga de ellas y señaló que el gobierno del cambio no está para ver morir niños y niñas. 

El hecho que yo venga por tercera vez en cuatro meses, significa que estamos fallando (…) el hecho que aquí se mencionó que 20 niños wayús han muerto por desnutrición durante este gobierno se llama un fracaso y hay que asumirlo como tal”, expresó en su discurso el primer mandatario colombiano. 

A su vez, Gustavo Petro enfatizó que si se van a seguir haciendo las cosas en el ICBF  como se estaban haciendo en las administraciones pasadas, se van a seguir presentando muertes de infantes en el país y la nueva administración no estaría cumpliendo parte vital de su eslogan “potencia mundial de vida”. 

En ese sentido, el jefe de Estado señaló que el organismo encargado de proteger a la niñez desconoce el concepto de familia que tiene el pueblo wayú y que se han equivocado durante años al pretender que esta comunidad acentuada en el departamento de La Guajira se adapte a lo que se ideado en Bogotá, cuando esto debería ser al revés. 

Justamente en medio de su interlocución, el mandatario propuso que la Nación asumirá el mantenimiento de la infraestructura del agua en el departamento, una de las falencias regionales por las cuales mueren niños y niñas por la falta vital del líquido. 

 

1 Comment on "El presidente Petro calificó como un “fracaso” que en lo que va de su Gobierno hayan muerto 20 niños por desnutrición "

  1. Sin duda es grato percibir el nivel de humildad y autocrítica que maneja el que será denominado el mejor presidente de la historia de Colombia. Si bien tiene grado de culpa en lo sucedido, el que lo reconozca en público y se comprometa a resignificar las políticas de gestión del ICBF para que se adecué a la realidad de los Wayuu representa un avance bastante humanista y estoy seguro que cumplirá, pues así lo ha venido haciendo en otros rubros. No será un gobierno perfecto, pero si sé que se verán los cambios que permitan transitar hacia esa PAZ TOTAL.

Comments are closed.