Debate de código electoral y reforma política quedaron aplazadas por problemas en sus ponencias

Las discusiones de los proyectos de reforma al código electoral y reforma política fueron aplazadas en el congreso, una hasta el próximo año y la otra para la próxima semana, algunos de los artículos de los oficios se encuentran en la cuerda floja.

En cuanto a la reforma del código electoral, luego de que el registrador Alexander Vega solicitará por medio de una carta al presidente de la Comisión Primera del Senado, Fabio Amín, excluir del oficio las temáticas relacionadas con el registro civil, el legislador también consideró retomar los debates en cuanto los congresistas regresen de su receso en marzo de 2023. 

Así las cosas Amin reiteró que de aprobar esta reforma esta “deberá regir a partir del año 2024 y no cobijará las elecciones de autoridades territoriales que se llevarán a cabo el 29 de octubre del 2023, las cuales se rigen por el calendario electoral contenido en la Resolución No. 28229 del 14 de octubre del 2022”.

El registrador nacional aseguró que este proyecto es “una iniciativa que debe ser fruto del consenso entre todas las fuerzas políticas y sectores sociales del país, el cual beneficiará a la ciudadanía, especialmente a las futuras generaciones”, según lo documentó RCN Radio.  

Por su parte, el cuarto debate de la reforma política tuvo que ser aplazado el pasado martes por la falta de consenso en la ponencia presentada ante la Cámara de Representantes, es de destacar que esta discusión debe ser aprobada a más tardar el próximo 16 de diciembre. 

Según fue documentado por W Radio, la iniciativa quedó en la cuerda floja por cuenta de diferencias con el texto y la ponencia radicada, luego de que intentarán revivir algunos ítems como el voto obligatorio y la posibilidad de ser elegido representantes a la Cámara desde los 18 años. 

El hecho que resucitarán estos artículos que fueron rechazados por Senado y también por la Comisión Primera de la Cámara fue algo que no cayó muy bien entre los congresistas, uno de los que demostró su inconformidad fue el senador del Centro Democrático Hernán Cadavid. 

El afán del Gobierno Nacional con la reforma política hizo que trajeran nuevamente artículos que ya se habían eliminado en el debate de la Comisión Primera y esa es una defraudación a la Plenaria. Artículos como el voto obligatorio, que habían sido eliminados después de un debate de 13 horas y volvieron a ser traídos a la Plenaria; hay un reclamo natural” señaló el congresista opositor. 

Asimismo, el representante a la Cámara por el Pacto Histórico, Heráclito Landinez, aseguró que la reforma “está más viva que nunca”, que en la ponencia no hubo ningún error y señaló que “la oposición lo que quiere es evitar que la reforma continúe, por lo cual calificó las razones del aplazamiento como una jugadita”.