Jep se encuentra estudiando la revocatoria de libertad del coronel (R) Publio Hernán Mejía, condenado por falsos positivos

El coronel condenado por falsos positivos, Publio Hernán Mejía, quien salió de la cárcel con la promesa de aportar a la justicia de paz, denuncian que desde que dejó la prisión se ha dedicado a revictimizar a sus contradictores e incitar a un golpe de estado, por ello la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) se encuentra estudiando la revocatoria de su libertad. 

Según fue informado por Noticias Uno, cuando Mejía fungió como comandante del Batallón de la Popa en Cesar entre 2002 y 2005 fue condenado por  las órdenes de ejecución de 75 civiles de esa unidad, la cual fue suspendida por el tribunal de paz a la espera de su aporte. 

No obstante, el próximo 14 de diciembre enfrentará una nueva audiencia que tiene como objetivo certificar el incumplimiento de las condiciones de su libertad, esta es promovida por el colectivo de abogados y el comité de presos políticos, que tomaron como base 81 trinos proferidos por el exuniformado. 

Sebastián Escobar, abogado de las víctimas señaló que los trinos que fueron escritos desde la cuenta de Twitter del coronel en retiro contenían mensajes que incitaban al odio, la violencia y la guerra en contra de quienes no tuvieran su mismo pensamiento, también hacia alusión a las personas que participaban de las movilizaciones sociales, catalogarlos de vándalos, terroristas, entre otros.

Señores cabecillas del Comité del Paro y flamantes cómplices, anunciar nuevas protestas y bloqueos es amenazar a la sociedad con caos, desabastecimiento y destrucción. Eso es terrorismo y la gente se está cansando. Primero la patria” decía uno de los trinos escritos por Hernán Mejía. 

Una más grave aún fue “si el 5 de junio no está normalizado el país en todos sus campos y la sociedad ha recuperado la tranquilidad, vendrá la más poderosa reacción de veteranos, reservas, reservistas y ciudadanos decinos a rescatar la patria. Dios salve a Colombia” suscitó otro trino del exintegrante de las Fuerzas Militares. 

Recordemos que la pena inicial proferida al exuniformado es de 20 años, sus subalternos ya dieron término de las órdenes que Mejía y sus relaciones con narcotraficantes en el batallón, lo que resta, es que el coronel retirado debe rebatir los testimonios de ellos para probar su inocencia.