Cabo del Ejército fue enviado a la cárcel por hurtar y comercializar armas

Tras ser señalado como responsable de hurtar y comercializar armas que pertenecían a la institución, el suboficial Andrés Fernando Rojas, miembro del Batallón Especial Energético y Vial número 5 con sede el en el municipio de El Bagre, Antioquia, fue enviado a la cárcel

La investigación adelantada por la Fiscalía determinó que el cabo primero del Ejército Nacional habría aprovechado su posición al interior de la institución para sustraer armamento que pertenecía a las fuerzas militares y por tanto era de uso privativo.

El cabo del Ejército fue señalado como presunto responsable por los delitos de peculado por apropiación y fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso privativo de las fuerzas militares.

El ente investigador señaló que dos de los fusiles que habían desaparecido del Batallón Especial Energético y Vial número 5 ubicado en El Bagre fueron hallados en un carro particular.

Profundizando en la investigación, la Fiscalía encontró que otras dos armas de fuego, al parecer, habían sido comercializadas en el mercado negro.

Dadas las pruebas recolectadas por el ente investigador, un juez avaló la solicitud de la Fiscalía y estableció la medida privativa de la libertad en establecimiento carcelario en contra del uniformado.