Presidente pidió perdón en nombre del Estado por las masacres del Aro y La Granja aseguró que va indemnizar a las víctimas 

En un acto de reconocimiento el presidente, Gustavo Petro, pidió perdón en nombre del Estado colombiano a las víctimas de las masacres del Aro y La Granja, desde la capital antioqueña aseguró que los muertos que perecieron no eran enemigos de nadie. 

En nombre del Estado colombiano les pido a las víctimas perdón; el Estado colombiano reconoce que los muertos no eran enemigos de nadie, era gente humilde y trabajadora, que los mataron porque sí, por designio del poder, y que en sus muertes en La Granja y en El Aro estuvo el Estado presente y fue cómplice del asesinato”, expresó el mandatario de los colombianos. 

Así lo afirmó el presidente Petro este miércoles en medio del acto de reconocimiento de la responsabilidad del Estado por las masacres perpetradas en los corregimientos de El Aro y La Granja, en el municipio de Ituango, Antioquia, en los años 1996 y 1997.

En ese sentido, el presidente hizo énfasis que como Jefe de Estado hará todo lo posible para que la víctimas sean indemnizadas y resaltó que la sociedad colombiana será mejor si no repite lo que ha hecho, y no repetirlo implica verdad, justicia y la reparación. Esto es parte de la reparación”. 

Y haré todo lo posible para que, como representante, hoy, del Estado colombiano, para que las acciones de reparación, de justicia, de verdad se encaminen al gran propósito de la paz y de la reconciliación de toda la sociedad colombiana” sentenció el jefe de gobierno. 

Por su parte, la víctima Olivia Valle, expresó que en nombre de todas las víctimas Colombia en general su inconformidad y rechazo ante el abandono que han sufrido durante 25 años por parte del Estado y le agradeció a Petro, la mujer explicó, que ningún otro presidente le prestó atención a las víctimas y asegurò que esto no le debió corresponder a él sino a los gobiernos anteriores. 

Señor presidente, con este acto que está haciendo confirma que no nos equivocamos en depositar el voto de confianza por usted (…) mi padre fue un líder comunal reconocido por el pueblo dispuesto a servir y a colaborar a toda la comunidad, hombre trabajador, honesto, buen esposo y padre”, señaló Juan Alberto Munera, hijo de Luis Modesto Munera asesinado en la masacre del Aro. 

Con este acto de reconocimiento, el presidente Petro dio cumplimiento a la sentencia proferida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el pasado 1 de julio de 2006, que declaró la responsabilidad del Estado por los actos de tortura y asesinato de los pobladores de estos corregimientos ubicados en Ituango, Antioquia.