Jep presentó las resoluciones y posibles condenas en contra el antiguo secretariado de las Farc

 En las últimas horas se conoció un documento emitido por parte de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en la que emite una posible condena en contra del exsecretario de las antiguas Farc por los más de 20.000 secuestros que cometieron durante su acción subversiva. 

En ese sentido, estas serían la primera resolución de conclusiones en el microcaso 001, que abarca esta investigación en contra de miembros del secretariado de las extintas Farc, el documento señala que los máximos jefes de esta guerrilla se encuentran a un paso de ser sancionados por estos delitos. 

El rol de cada uno variará según el proyecto asignado, ya que es muy posible que para alcanzar la ejecución de sanciones de cinco a ocho años se deban desarrollar varios proyectos que deberán ser delimitados y financiados anualmente, por lo que, la delimitación a detalle por parte de los roles de cada compareciente resulta infructuosa” señala el texto proferido por la JEP. 

A su vez, el documento proferido por el tribunal detalla que cada uno de los miembros del secretariado aportaron verdad en el proceso que llevó esa justicia, que participaron en entregas voluntarias y aceptaron la responsabilidad de sus hechos a lo largo del proceso que se llevó

Ahora bien, será el tribunal de paz el encargado de determinar las sanciones que enfrentarán los dirigentes de quienes pertenecieron a una de las estructuras criminales más temidas del país: Rodrigo Londoño, Jaime Alberto Parra, Milton de Jesús Toncel, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Julián Gallo y Rodrigo Granda. 

Por su parte, la JEP determinó que Rodrigo Granda, quien participó de varios de esos delitos, no tuvo hombres bajo su subordinación, por esta razón, su responsabilidad sería menor en contraste a la de sus compañeros. 

Así las cosas, el proceso de imposición de las sanciones propias por parte del tribunal, estas son puestas a las personas que reconozcan de forma exhaustiva la responsabilidad en los hechos más graves cometidos durante el conflicto armado y tendrán un periodo de cumplimiento entre cinco y ocho años, con restricciones a la libertad movilidad y derechos. 

En ese orden de ideas, la restricción de la libertad es el reto mas duro y el que los opositores al Acuerdo de Paz más han clamado, en ese sentido, la Sala recomienda ocho años para todos los exmiembros de secretariado de las Farc menos para Rodrigo Granda, para  él serían cinco años, por no haber sido subordinador. 

En la resolución se recomienda “todos trabajen en los proyectos señalados como Acción Integral contra Minas y Búsqueda de Personas Desaparecidas en los territorios donde fueron comandantes de Bloque, con roles, tareas, horarios y resultados que puedan ser medidos y tasados por la Sección, en las condiciones que indica la ley”. 

A su vez, la Sala pidió que no fueran afectados los procesos de reincorporación y se permita  el afianzamiento del arraigo de cada compareciente con su familia y comunidad de origen.