Congresistas confunden tributos con atributos

 

Por: Germán Navas Talero y Pablo Ceballos Navas

Los perdones deben otorgarlos los dioses y no los terrenales. El terrícola puede hacerse el pendejo y buscar olvidar, pero no perdonar, pues este no es su oficio, con excepción de las víctimas, que han sido ofendidas en su integridad.

Los congresistas colombianos son tan despistados que producen risa sus confusiones. En días pasados escuchamos a uno que decía que a determinada clase no había que ponerle tantos “atributos”, confundiendo este ilustre parlamentario que una cosa son los tributos, sinónimo de impuestos, y otros son los atributos, indicativo de cualidades. Tras escucharlo quedamos pensando si se refería a una ley con buenos atributos físicos o a una con mayores tributos para cobrar. Desafortunadamente no alcanzamos a anotar el nombre de este caballero, pero lo cierto es que es indistinto saber de quién se trata, pues son muchos los que llegan a las sesiones sin tener idea de lo que en ellas se discutirá.

Y ya que hablamos del Congreso, no podemos ser tacaños en las felicitaciones a la representante Katherine Miranda (@MirandaBogota) por su trabajo en el debate de la reforma tributaria. Esta congresista ha demostrado que supo ser opositora cuando debía serlo y ahora, que hace parte del bando contrario, ha puesto su experiencia y conocimiento al servicio del proyecto de gobierno. Kathy, tus amigos y admiradores te mandamos muchos recuerdos, que no van con besos, porque puede que aparezca uno que otro celoso.

Los autores de esta columna estamos tentados de montar un canal de difusión para contrarrestar los chismes y mentiras en que se han especializado algunos de los que llaman “grandes medios”, para quienes el presidente Petro no ha hecho nada en sus primeros meses de gobierno, mientras la gente del común observa que está haciendo lo que sus antecesores no habían siquiera intentado, nada menos que cambiarle la cara al país. Desde esta tribuna le enviamos nuestras felicitaciones al Presidente por el rumbo que lleva su mandato y, en particular, por su reciente triunfo con la aprobación de la reforma tributaria, la primera que busca los recursos en los bolsillos más hondos y no en los de la clase trabajadora. No obstante, debemos lamentar que el impuesto a las iglesias propuesto por la representante Katherine Miranda no haya sido aprobado en el debate parlamentario, una iniciativa necesaria en vista del negocio en que se ha convertido la fe para algunos. Sea la oportunidad para replicar esta divertida postal, cuyo autor desconocemos y a quien le damos los correspondientes créditos: PHOTO-2022-11-04-18-47-28.jpg

Supimos de buena fuente que esta semana, como a un indeseable que sacan por la puerta de atrás para que la muchedumbre no lo vea, salió el presidente Gaviria de una reunión con los congresistas del partido que dirige. Todo indica que la bancada, en un acto de independencia, resolvió plantar cara a los deseos autoritarios del presidente, quien aspiraba a manejarlos como borregos. Confiamos en que este sea el primer hecho concreto para retornarle el honor al desprestigiado Partido Liberal.

Estos últimos meses han traído buenos augurios para la libertad y la democracia en nuestro continente. Nos cuentan que con el triunfo de Lula en Brasil aumentó el consumo de Lomotil y otros antidiarreicos en inmediaciones a la sede del Centro Democrático, pues tenían toda la confianza puesta –y las apuestas– en el triunfo de Bolsonaro. Dicen que la senadora Cabal tenía preparado un agasajo para esa noche y se quedó con el piquete preparado y las botellas sin destapar. Bolsonaro no repitió y los bolsones que lo seguían no tuvieron más remedio que llorar la derrota.

Los que nos mantenemos al margen de la política estamos aterrados con que el señor Sergio Fajardo, quien se publicitaba como el candidato de la esperanza en las pasadas elecciones, ahora pasó a ser el ciudadano más desesperanzado. Estamos seguros de que, de repetirse las elecciones mañana, el señor Fajardo volvería a quedar en el penúltimo lugar. ¿Cuándo aprenderán estos aprendices de torero a cortarse la coleta oportunamente y no esperarse hasta que sus electores los descabecen por decepcionantes?

Los entendidos en la actualidad política dicen por estos días que al doctor Tobón Sanín se le pegaron los “chicleres”, como a carro de carburador, y empezó a quemar gasolina sin control. De lo contrario sería incomprensible por qué este líder ha terminado pidiendo que no se “persiga” a Álvaro Uribe, porque pobrecito él, y regañando a Iván Cepeda por hacer lo que tiene que hacer, que es llegar hasta el final del proceso. No hay que ser amnésicos. El jaleo lo comenzó Uribe pues fue él quien inició el litigio contra Iván bajo el pretexto de que él estaba buscando presos para que declararan en contra suya. Señor Tobón, con el debido respeto, le sugerimos que vaya a algún taller para que le revisen este problema, de seguro podrán ayudarle. En la misma línea, nos llamó la atención este tuit de autoría de ‘Pinche Corrector’ (@EnTuLlagaMiDedo), que nos permitimos transcribir: “Uribe debería llevar en cada viaje a Tobón Sanín para que explique a quienes le gritan narcocriminal y asesino que él no lo es. Imagino explicando: “Uribe no es narcocriminal ni asesino, podrá ser fascista, dictador, cínico, narcocriminal, asesino… pero nunca tener conciencia”.”

Parece que al expresidente Uribe no le cayó bien su viaje a Buenos Aires, a juzgar por la recepción que le dieron en el aeropuerto de Ezeiza, la cual no fue precisamente marcada por aplausos. Paraco le dijeron, asesino lo llamaron, pero ahí sí no “le dio en la cara al marica”. ¿Será que le pareció muy grande el ofensor y por eso prefirió voltear la cola y seguir en dirección contraria a quien le estaba gritando todo tipo de improperios? Lejos estábamos de imaginarnos –y seguramente él tampoco se lo esperaba– que a miles de kilómetros del país que malgobernó, un ciudadano extranjero le daría tamaño recibimiento.

Por último, uno de los coautores de esta columna desea expresar su agradecimiento por el reconocimiento que Cifras y Conceptos hizo de los congresistas que se distinguieron al terminar el periodo legislativo 2018-2022, habiendo ubicado a Germán Navas Talero en un sitio de privilegio. Gracias, muchas gracias, estamos seguros de que se cumplió.

Adenda: nos ha dejado pensando una pregunta que se hizo en el Tip Legal de El Espectador respecto de si es factible hacer un testamento en favor de una mascota. Creemos que la respuesta que ofrece el abogado puede ser de utilidad para la senadora Cabal, quien estará preocupada por legarle algo de su patrimonio a su mascota rascadora, el futuro exrepresentante Polo Polo.

Apunte jurídico: nietos, herencia que debe recibirse sin beneficio de inventario.

Coletilla a cargo del ex magistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández: “Durante los debates sobre reforma tributaria, fue evidente que todavía hay congresistas que discuten y hasta atacan los proyectos, sin leerlos. Improvisan, desinforman y desorientan.”

Y la última… a cargo de nuestro periodista colaborador Francisco Cristancho R. (@FACristancho). «Este fin de semana -por redes sociales- vimos una aterradora obra que se está erigiendo en El Cairo (Egipto). Se trata del puente Teraet Al-Zomor, el cual quedó a cincuenta centímetros de varios edificios, como podrán ver en la imagen.

Que no nos quepa duda de que esta ‘grandiosa’ idea le caería de perlas a Kike Peñalosa y Clau López, en su afán de meter Transmilenio por la Av. Séptima. ¡Ojalá no sepan de ella!»

Hasta la próxima semana, apreciados lectores.