Las mayorías en Cámara de Representantes le dieron el aval a la reforma tributaria propuesta por el gobierno Petro

El pasado jueves fue aprobado, en su último debate, el proyecto de reforma tributaria propuesto por el gobierno de Gustavo Petro en Cámara de Representantes, con una amplia mayoría a su favor, la iniciativa del gobierno de cambio pretende que de esta manera sea impulsada la justicia social, aplicando el principio de “quien más tiene, más paga”. 

Tras ser aprobado este último debate en plenaria de la Cámara, el Ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, señaló que esta había sido la reforma tributaria más consensuada de las historia política del país, que se espera que para el año 2023 recaude un monto de $20 billones y en el 2026 pretende 23 billones de pesos. 

A su vez agregó, que esta reforma no afectará a los colombianos en vulnerabilidad, ni las capas de la clase media, señaló además, que el proyecto es una gran contribución al cambio, que adelanta el el Gobierno Nacional, agregó, que con este recaudo se amplíen más los programas en materia de educación, vivienda, y  acueductos para los ciudadanos que carecen de ellos.   

El Ministro Ocampo remarcó las intenciones de la nueva administración “este Gobierno quiere trabajar estrechamente con el sector privado para el avance de este país, incluyendo al sector petrolero y del carbón que contribuirán adicionalmente al financiamiento del gasto en Colombia”.

En ese sentido, entre los aspectos centrales de la reforma se encuentra, que el sector minero-energético será el aportante mayoritario de recursos, a este grupo se le puso impuesto a la renta de empresas petroleras y de carbón que equivale en el primer año a un 10%, en el segundo 7,5% y en el tercero un 5%. 

Por su parte, el impuesto al patrimonio será progresivo y por cuatro años, por otra parte, las tarifas marginales serán a partir del 0,5% para los patrimonio de más de $3.000 millones, 1% para los de más de $5.000 millones y el 1,5% para los de más de $10.000 millones. 

Uno de los puntos que más causó polémica desde el principio fue el gravamen a los alimentos ultraprocesados, así las cosas, estos enseres tendrán un tributo del 10% a partir del 2023 y se incrementa hasta en el 20%, en el 2025, es de destacar, que el pan, el salchichón, arequipe y obleas quedaron excluidos del gravamen. 

Es preciso destacar, que fue aprobado el gravamen a empresas digitales extranjeras como Spotify y Netflix, en este punto, el gobierno prefiere que se establezcan subsidiarias en Colombia y paguen tributos como cualquier operador de telecomunicaciones. 

Lo que sigue para el proyecto, es que los textos aprobados pasarán a ser conciliados, esto ocurrirá el próximo martes 8 de noviembre, para que con ello, el proyecto pueda seguir su tránsito y convertirse en ley.