Gustavo Petro advirtió que en el páramo de Santurbán no se puede hacer exploración minera

Foto: Presidencia

En medio de su internación en la instalación de las mesas de los Diálogos Regionales Vinculantes en Cúcuta, Norte de Santander, el presidente Gustavo Petro señaló que en el páramo de Santurbán no puede haber explotación minera y aseguró que hay “una fiebre de oro” en esa región del país. 

Ante un auditorio al que asistieron a aproximadamente 5.000 ciudadanos para discutir las propuestas que inspirarán las bases del Plan Nacional de Desarrollo 2022 . 2026, el presidente Petro resaltó “la lucha que dieron los nortesantandereanos y santandereanos por proteger ese símbolo del agua hoy está fracasando”, debido a que “se desató una fiebre del oro en la misma sociedad” de esa región del país”. 

El mandatario cuestionó: “Ahora somos nosotros mismos que, por el precio elevado del oro, entonces, en masa van a cavar túneles y a echar mercurio. ¿Cuánto mercurio hay hoy en las aguas que llegan al acueducto de Bucaramanga y a las aguas que llegan a muchos municipios del Norte de Santander, más que nunca?”. 

En esa misma línea fue muy específico destacando, “En nuestro programa, la decisión es que Santurbán no es solo el páramo, es el agua. Y esa agua, desde que nace allá, a través del frailejón –que algunos congresistas consideran satánico hoy–  se vuelva agua potable para la vida humana de la región y en los municipios. Y, por tanto, en el recorrido de esa agua hasta que llega hasta los acueductos no puede haber explotación minera”. 

Por otro lado, el mandatario se refirió a la fuerte ola invernal que azota por estos días a varias regiones del paìs, en ese sentido destacó que tiene que ver con la dramática situación de cambio climático, que ha cobrado la vida de 200 personas y mantiene en emergencia a más de 700 municipios. 

A su vez, resaltó: “Estas lluvias son el preámbulo en este siglo de lo que podría ser la extinción de la vida, de la mayoría de las especies vegetales y animales, si la conclusión científica a la que ha llegado Naciones Unidas hoy”.

En ese sentido el jefe de gobierno hizo una reflexión, resaltando las consecuencias de esta delicada situación climática, destacando que las lluvias torrenciales son la expresión principal del problema de la humanidad y señaló que su origen es el sistema económico del mundo.