La Comisión Nacional de Territorios alertó que un indígena es asesinado cada cuatro días

Un informe presentado por el Observatorio de Derechos Territoriales de la Comisión Nacional de Territorios Indígenas (CNTI), con la consigna “no hay nada que celebrar” documentó preocupantes cifras sobre homicidios de indígenas y alertaron que durante el 2021 hubo un aumento en las masacres de estas comunidades. 

Según El País, el documento de 49 páginas fue presentado en el marco de la conmemoración del día de la resistencia, en ese sentido prendieron las alarmas, pues el informe señaló que fueron cometidos 114 homicidios a personas indígenas, 17 de ellos se dieron en hechos relacionados con masacres, estos datos provienen de los análisis recogidos por el sistema de Violencia Sociopolítica de los Pueblos Indígenas (SIVOSPI). 

Entre tanto, el informe resaltó tres tendencias victimizantes que se han agudizado desde la firma del Acuerdo de Paz: Una de ellas tiene que ver con el ataque selectivo a los liderazgos indígenas en un 68% los homicidios fueron a los líderes comuneros, otros ejercían algún rol social o político dentro de la comunidad.

A su vez, determinaron que otra de las tendencias de estos asesinatos fueron centradas en el sur occidente del país, el último hallazgo concluyó que la ola de violencia se dirigió principalmente en contra de las comunidades Awá y Nasa. 

Por lo anterior, esos dos pueblos han sido los que más han padecido la violencia a lo largo del 2021, la comunidad Nasa con un 45%  y los Awá con 19%, en el caso del ultimo pueblo se han presentado varias denuncias del genocidio que se viene presentado en contra de esta comunidad y que se ha extendido por más de una década. 

En ese sentido, el estudio determinó los lugares en donde se cometieron la mayor parte de los homicidios en contra de indígenas: Cauca (42,9%), Nariño (25%), Chocó (8,7%) y Putumayo (5,2%).

Para la politóloga, Viviana Diaz, quien participó en el informe, aseguró al medio antes citado que “los pueblos indígenas han tenido que continuar en su ejercicio de resistencia por la defensa del territorio y de la vida ante un contexto de violencia política bastante complejo que atenta contra sus procesos comunitarios y organizativos”

Otra de las problemáticas que resaltaron los indígenas que hacen parte de CNTI, es sobre la dificultad para que se identifiquen los responsables de los delitos en contra de estas comunidades y el informe analiza que en el 66,6% de los casos de estos homicidios no se ha podido dar con los presuntos perpetradores.