La finca del narcotraficante Pedro Orejas resultó beneficiando al general Rodolfo Palomino gracias a la SAE 

Todo un escándalo se ha generado alrededor de la administración que se dio en los gobiernos anteriores a la  Sociedad de Activos Especiales (SAE) luego de que el presidente Gustavo Petro alertara sobre varios hechos de corrupción que estarían relacionados con el inventario que revelaba la entidad.

Un hecho que deja varios interrogantes es sin duda la reciente revelación que hizo el medio digital Cambio, que involucra al general Rodolfo Palomino, quien se desempeñó por varios años como director de la Policía Nacional, quien ahora administra una finca que le fue sustraída al narcotraficante ‘Pedro Orejas’

Según reveló la revista Cambio, se trata de la hacienda La Granada, ubicada en Simijaca, Cundinamarca, la cual está compuesta por cuatro fincas que constituyen una de las propiedades más costosas que pertenecieron a alias Orejas, y la cual fue incautada cuando Palomino ostentaba su dirección en la institución.

Según reveló el medio citado, la SAE concedió el arrendamiento de cuatro fincas que conforman la hacienda ‘La Granada’ a una empresa familiar de Palomino. 

“Antes de la extinción de dominio la hacienda estaba a nombre de Salvador Rincón Castillo, hermano del capo extraditado, y quien, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, hacía parte de la organización  delincuencial de Pedro Orejas” , detalla el medio. 

Posteriormente, el 14 de diciembre de 2018, el ya retirado Rodolfo Bautista Palomino López presidió la asamblea de accionistas de la sociedad y asumió la representación legal de la compañía. 

Según expuso Cambio, el contrato por cuatro años estaría pactado por 8 mil millones de pesos al mes y fue firmado el pasado 17 de agosto y hasta el momento, estaría en proceso de entregarse la propiedad.

Por su parte, el ex general Palomino señaló a la revista Cambio que no hay nada ilegal en el contrato y que su interés es dedicar la finca a una empresa de leche, con vacas que adquirió a través de un crédito bancario.