Postobón y Coca Cola habrían logrado que MinHacienda cediera para no gravar algunos de sus productos 

Uno de los puntos que más ha causado revuelo de la reforma tributaria sugerida por el gobierno de Gustavo Petro, es la iniciativa que propone ponerles impuesto a las bebidas que tengan 4 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, se pudo conocer que dos reuniones sirvieron para dejar por fuera del tributo a algunas bebidas azucaradas. 

De acuerdo con la Silla Vacía, las empresas productoras Postobón y Coca Cola lograron que el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, cediera para que algunas bebidas gaseosas no comiencen a pagar impuesto en el 2023 y 2024, al parecer esto se habría logrado en dos reuniones a puerta cerrada y con la ayuda de algunos congresistas. 

Entre tanto la empresa colombiana Postobón, logró que dejaran por fuera del impuesto a las bebidas Manzana y Naranja; mientras que la multinacional Coca Cola pudo salvar a Sprite y a Fuze Tea. En esa misma línea y con los ajustes realizados, si una bebida azucarada tiene menos de 6 gramos de azúcar por cada 100 ml no pagará impuestos en 2023 y 2024.

Cabe destacar, que las bebidas que tengan entre 6 y 8 gramos de azúcar pagarán 18 pesos, mientras que las que tengan 10 gramos o más abonarán 35 pesos, teniendo en cuenta lo anterior, los pesos que pagaría por la cantidad de azúcar subirán gradualmente por los próximos tres años. 

El medio digital logró determinar que, en dos meses de reuniones sobre la tributaria, llegaron alrededor de 900 proposiciones de congresistas para que se modifique el proyecto y 69 de ellas eran para ajustar el impuesto a las bebidas azucaradas.

Otro de los grandes hallazgos que demostró el medio, de cuatro congresistas que recibieron financiación de empresas de bebidas azucaradas, el representante a la Cámara por el Partido Conservador, Armando Zabarain hizo 6 proposiciones para que se ajuste el impuesto, se trataría de un posible caso de conflicto de intereses.