Denuncian el encubrimiento del arzobispo de Medellín Ricardo Tobón a varios sacerdotes señalados de abuso sexual 

 Se conoció una nueva denuncia de encubrimiento realizado por parte del arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón, a varios sacerdotes señalados de haber cometido presunto abuso sexual, esto se encuentra dentro del archivo secreto al que tuvo acceso “Vorágine” gracias a dos sentencias proferidas por la Corte Constitucional. 

De acuerdo como fue informado por el medio digital,  al menos 62 curas han sido denunciados por haber cometido presunto abuso sexual, 23 de ellos siguen ejerciendo como sacerdotes y han sido protegidos por monseñor Tobón durante mucho tiempo. 

Entre tanto, el informe presentado por el medio de Comunicación digital demuestra, que monseñor Tobón habría mentido en una entrevista, luego de que el obispo de Brooklyn reveló dos cartas, en las que recomienda al sacerdote, Roberto Cadavid, según el medio, un peligroso depredador sexual de niños, para que trabajara en la diócesis neoyorquina. 

A pesar de que monseñor Tobón grabó un vídeo en el que decía que estas investigaciones “eran producto de una persecución contra la iglesia católica”, el medio de comunicación logró evidenciar, que el sacerdote Roberto Cadavid, no ha sido el único que ha sido encubierto por Tobón.  

En esa misma línea, uno de estos casos corresponde a Carlos Yepes, un famoso telepredicador que tiene más de un millón de suscriptores en You Tube, fue denunciado por tres hombres que dijeron ser victimas de abuso sexual en su niñez, también fue protegido y felicitado por Tobón. 

Tiempo después, el papa Francisco lo suspendió, pero según Vorágine, Desde entonces, la Arquidiócesis de Medellín comenzó un proceso canónico en el Tribunal Eclesiástico, dirigido por curas amigos, colegas y compañeros de estudio de Yepes”, por otra parte, la Congregación para la Doctrina de la Fe, es la oficina del Vaticano encargada de investigar estos actos.

No obstante, la mayoría de estos casos se terminan castigando por unos meses o pocos y años y los curas abusadores de niños, los envían luego a otra parroquia, donde por lo general vuelven a violar menores de edad.  

Junto a Roberto Cadavid, Carlos Yepes, hay 58 sacerdotes más que han sido denunciados ante la arquidiócesis de Medellín, la Fiscalía General de la Nación y el medio antes citado han recibido decenas de historias de sobrevivientes de los abusos.