La solicitud de retiro de los 23 oficiales se dio entre junio y julio, por lo que no estaría relacionado con desacuerdos con la dirección actual

Luego de que hace unos días se conociera la resolución firmada por el ministro de Defensa, Iván Velásquez, que daba el aval de retiro a 23 uniformados de la Policía Nacional y se especulara que la motivación estaría relacionada con fuertes diferencias con la directriz actual, la institución descartó la posibilidad.

De acuerdo con el comunicado emitido por la Policía Nacional, las solicitudes por parte de los oficiales fueron radicadas desde hace varios meses, “11 en el pasado mes de junio, 7 en julio y 5 en la primera semana de agosto, por voluntad propia y por razones individuales y familiares, “haciendo uso de su derecho a la asignación de retiro, en su mayoría cumpliendo el tiempo de servicio que les otorga el mencionado derecho”.

De hecho, según señala la institución, en el primer semestre de este año se ha dado trámite a las solicitudes de retiro de más de 100 oficiales, de los cuales 50 pidieron su dimisión en enero y 40 en marzo.

“De hecho, este mes se presenta una cifra inferior a la de comienzo de año, la cual depende de la cantidad de oficiales que alcanzan el tiempo requerido para este derecho consagrado en la ley”, detalla el comunicado.

En ese sentido, la Policía aclara que “no es cierto que el retiro de estos oficiales se haya producido por una desmotivación ocasionada por decisiones institucionales recientes”.