La nueva directriz de la policía para atender las protestas está basada en el respeto a los Derechos Humanos 

En las últimas horas se anunciaron los nuevos lineamientos con los que se atenderá la protesta social, el director de la Policía, general Henry Sanabria, puso en conocimiento un documento de 10 páginas para el restablecimiento del orden público en once escenarios. 

Según detalló el alto mando de la Policía, los uniformados deben respetar y garantizar los derechos públicos de los manifestantes y restablecimiento del orden público usando la fuerza menos letal. 

Los once puntos que indican cómo debe actuar la Policía en situaciones como: manifestaciones públicas, huelga, perturbación de transporte público, bloqueos, enfrentamientos entre hinchas de fútbol, enfrentamientos entre riñas, motines en cárceles e invasión de tierras. 

El instructivo data que en el tema de las manifestaciones públicas, el general Sanabria dispuso que el acompañamiento de la Policía debe ser discreto, para que la presencia de los uniformados no sea aprovechada por los manifestantes para incitar al odio. 

En esa misma línea, el alto oficial anunció que se contará con un equipo motorizado de la Nueva Unidad Nacional del Diálogo (UNDMO), organismo que actúa tan pronto como se presente vandalismo en la protesta. 

En cuanto a la perturbación en el servicio de transporte, obstrucción y bloqueos, los lineamientos son claros en determinar que si se está obstaculizando, que por esta razón  no haya más vías para la movilidad y se atente contra la vida de la salud pública, derechos alimentarios, de medio ambiente o trabajo, se debe restituir el orden incluso por la fuerza y capturar a los responsables. 

Otro de los puntos importantes que ha causado controversia en los últimos días es la invasión de tierras, frente a este tema el documento indica que la Policía tiene la obligación de impedir o expulsar a invasores de un bien público o privado después de 48 horas de ocupación. 

Por otro lado, en cuanto a los motines en las cárceles fueron específicos indicando que la Policía se encarga de la seguridad externa de las cárceles, sin embargo, cuando sea necesario intervenir al interior de estas, se debe pedir permiso y enviar una solicitud al director del Inpec.