El inesperado “fichaje” de Nerú en la presidencia fue defendido por el director del Dapre, Mauricio Lizcano 

Luego de que se conociera el sorpresivo contrato por parte del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), al coreógrafo Nerú Martínez para que realice actividades que promuevan la salud física y mental del Palacio de Nariño, la cláusula de servicios cuesta 27 millones de pesos y es por tres meses. 

En las últimas horas el director del Dapre, argumentó que el contrato con Nerú era con el fin de que dirigiera el gimnasio y las actividades de bienestar de la entidad, ya que confiaban en la experiencia que tiene el coreógrafo. 

Este año las decisiones que hemos tomado le ahorrarán 33.000 mil millones de pesos al presupuesto del Dapre. Se contrató a Nerú para dirigir el gimnasio y las actividades de bienestar del Dapre. Tiene toda la experiencia y la confianza para desarrollar el objeto del contrato”, esas fueron las palabras de Lizcano documentadas por El Colombiano.

Otro de los argumentos del alto funcionario, es que las actividades que se piensan ejecutar con este nuevo contrato beneficiarán a más de 1000 funcionarios de la Presidencia y aseguró que se ha recortado suficiente burocracia en la presidencia y se pretende que por estas decisiones se ahorrará 33.000 millones de pesos. 

Esta última contratación ha generado cientos de críticas a Mauricio Lizcano, de acuerdo con el medio digital Cambio, el bailarín sostiene desde hace varios años, una amistad con la familia del presidente, Gustavo Petro, según lo reveló él mismo en medio de un programa de televisión en el año 2014. 

Según el popular bailarín, la familia de Petro fue uno de los que más lo ayudó en su conversión al cristianismo, su  posterior a la transición a la heterosexualidad, recordemos que en su momento anunció que se cortaría el pelo,  dejaría de usar tintes femeninos y se dedicaría a estudiar la Biblia.