Denuncian el asesinato de dos firmantes de paz en medio de las visitas que ha hecho el Congreso a territorios de conflicto

El senador Iván Cepeda denunció este jueves 8 de septiembre el asesinato del firmante de paz Reude Suárez Guerrero, en el municipio de Tibú, Norte de Santander, así como el asesinato de Arley de Jesús Graciano en Ituango.

Según informó Indepaz, Suárez Guerrero era firmante del acuerdo de paz y realizaba actualmente su proceso de reincorporación en el municipio de Tibú, Norte de Santander. Se encontraba vinculado a la Asociación para la Reconciliación y la Paz en el Catatumbo -Repazcat- en la cual desarrollaba su proyecto individual

El instituto también reportó el asesinato de Graciano, sobre él documentó que era firmante del acuerdo de paz y realizaba actualmente su proceso de reincorporación en el departamento de Antioquia. Señalan también que este excombatiente pertenecía al A-ETCR de Santa Lucía en el municipio de Ituango, allí participaba activamente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Badillo.

De acuerdo con el senador, el asesinato de Suárez ocurrió horas antes de que llegara una delegación de la Comisión de Paz del Senado para asistir a una audiencia en el marco del ‘Plan de Emergencia para la protección de líderes y lideresas sociales, personas defensoras de derechos humanos y firmantes de paz» y en el caso de Gracianocuatro días después de que se instalara el Puesto de Mando Unificado por la Vida en Ituango.

“Estos hechos no impedirán que el gobierno nacional y la Comisión de Paz continúen visitando los municipios más afectados por la violencia en el país para implementar el Plan de Emergencia (…); especialmente con la instalación de los Puestos de Mando Unificado por la Vida, que ya han sido activados en 65 municipios del país; así como tomar las medidas correspondientes desde la Unidad Nacional de Protección”, manifestó en el comunicado.