Magistrado Eduardo Cifuentes aseguró que quienes abandonaron diálogos de paz no podrán acogerse a la JEP

 Luego de la masacre ocurrida el pasado viernes en la que 7 policías fueron asesinados en una emboscada en zona rural de Neiva por disidencias de las Farc, el director de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) asegurò que quienes abandonaron los diálogos no podrán cobijarse nuevamente a este organismo. 

De acuerdo con las versiones preliminares, se presume que quienes perpetraron esta masacre fueron miembros de las disidencias de las Farc, por lo anterior el magistrado Eduardo Cifuentes les cerró la puerta a los grupos residuales que quedaron luego de la firma del Acuerdo de Paz. 

Ante los micrófonos de RCN Radio el magistrado expresó: “a la JEP no pueden llegar de ninguna manera sino organizaciones que tienen por lo menos una finalidad política y por consiguiente organizaciones que están dedicadas al narcotráfico y este tipo de acciones de criminalidad, que rechazamos absolutamente, deben estar siempre sometidas a la justicia ordinaria”. 

A su vez fue muy enfático advirtiendo, que sobre los hechos ocurridos el pasado viernes en la vereda Corozal es muy importante que el país rodee a la Fuerza Pública.

Por otro lado, el magistrado se refirió a la rendición de cuentas de los exjefes paramilitares, Salvatore Mancuso y Rodrigo Tovar Pupo, lo que se espera es que durante la audiencia revelen detalles que no se conocen sobre el conflicto armado en Colombia. 

En ese último chance que le da la JEP a los exlíderes paramilitares para que cuenten toda la verdad, incluido las presuntas relaciones que tuvieron con algunos mandos de la Fuerza Pública, con la finalidad de que sean acogidos por el organismo.