Presos en Cómbita denunciaron ser víctimas de abusos sexuales por parte de Carlos Mattos

Carlos Mattos, el empresario condenado por alterar el sistema de reparto de tutelas y sobornar a funcionarios judiciales para que fallaran a su favor en un pleito con la firma Hyundai, quien hasta hace unos días permanecía recluido en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita Boyacá, volvió a ser noticia, esta vez por una grave denuncia de abuso sexual 

Según reveló La Nueva Prensa, el empresario condenado habría presionado a varios de los reclusos para sus pretensiones sexuales, bajo la amenaza de traslado al INPEC que lograría a cambio de sobornos. Algunas de las víctimas contaron al medio citado, que estos casos de abuso sexual contaron con el silencio impune del director de la cárcel.

Incluso, uno de los reclusos compartió un video en el que se puede ver a quien sería Carlos Mattos pidiéndole acceder a actos sexuales. 

“El INPEC lo maneja a su antojo el señor Mattos incluso el director de ese penal tenía amplio conocimiento de los constreñimientos que sufrían los internos a cambio de dinero”, expresó uno de los denunciantes, quien agregó que el director “nunca dejó que se denunciara para que nadie le obstaculizara el traslado del señor Mattos de Cómbita hacia otro penal”.

Según informó La Nueva Prensa, a este medio también han llegado otras denuncias sobre múltiples beneficios que tendría Mattos estando en Cómbita, donde supuestamente sería de mayor seguridad para el recluso, pues dichas denuncias aseguraban que Mattos poseía múltiples teléfonos ilícitos y mantenía ocupadas las salas de visitas del penal atendiendo a sus amigos, subalternos, parientes, socios y abogados. 

Cabe mencionar que el traslado de Mattos hacia Barranquilla se dio de manera prácticamente clandestina y fue aprobado por el director nacional del INPEC Tito Yesid Castellanos Tuay, quien justificó la mudanza por supuestas razones de salud.