Reforma laboral propuesta por la ministra de trabajo será impulsada por la Corte Suprema de Justicia

La propuesta de la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, sobre una reforma laboral que propicie mejores condiciones para los trabajadores, como volver con el recargo laboral después de las 6:00 pm, recibió el visto bueno por parte de la Corte Suprema de Justicia.

Esto luego de una reunión entre la ministra y el presidente de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado Iván Mauricio Lenis en el que se planteó la importancia de fortalecer y optimizar los procesos laborales y la construcción de lo que será el estatuto del trabajo y la reforma laboral.

Para el togado de la Corte Suprema es importante “apoyar, desarrollar e impulsar el proceso de reforma a la legislación laboral”, esto junto a un compromiso por parte de la alta Corte para amparar el “fortalecimiento del sistema de inspección, vigilancia y control en el trabajo”.

Incluso, con respecto a la insistencia en que los inspectores de trabajo deben realizar una labor preventiva para un fortalecimiento efectivo del sistema, el magistrado puntualizó que  “esta ha sido una deuda de más de 30 años y en buena hora nos parece que es una iniciativa el tratar de desarrollar ese mandato y sobre todo la idea de la concertación con todos los actores del campo laboral de poder concertar una reforma que desarrolle esos principios y que adecúe la legislación a las realidades actuales”.

Tal como la indicó hace unos días el presidente Gustavo Petro, la ministra de trabajo confirmó que esta propuesta será radicada en el Congreso a principios del año 2023, a su vez puntualizó que con esta iniciativa se busca establecer “rutas claras que permitan que a través de los procedimientos y de una regulación y de unos principios claros que están en la constitución y que no han sido desarrollados las empresas” esto, según la ministra,  con unas normas claras, empresas sólidas, sostenibles y con plenos derechos de trabajadores y trabajadores, “lo que significa que aumentemos la productividad, pero sin precarización”.