Gustavo Petro pidió convocar a una conferencia de América Latina y el Caribe para evaluar política de drogas

Durante su visita a Perú el jefe de Estado de Colombia intervino en la sesión XXII Consejo Presidencial Andino, llevado a cabo en Lima, desde allí pidió a los países que forman parte de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) convocar a una conferencia de América Latina y el Caribe con el fin de evaluar la política de drogas. 

Aseguró que el fenómeno de las drogas es “una realidad que cada vez mata más, que cada vez rompe completamente la estructura de derechos humanos de cada sociedad, que desestabiliza instituciones, que carcome la democracia y que nos va conduciendo a la violencia”. 

 Y frente a la política de drogas dijo que estamos  “convirtiéndonos en una de las regiones más violentas del planeta, tiene que ver con un fracaso. Hemos fracasado en los últimos 50 años, en algo que se llamó la guerra contra las drogas”.

En esa misma línea el mandatario expresó, que no es una paradoja que si uno pone en un mapa de América, las ciudades más violentas del mundo trazan el recorrido de la exportación de cocaína ilegal. 

Hay millones de norteamericanos presos, millones de latinoamericanos presos y las estadísticas en Estados Unidos hablan, después de 50 años de guerra contra las drogas, de 70.000 personas que mueren cada año por sobredosis de otras drogas a las cuales no se le hizo la guerra, el fentanilo”, argumentó Petro. 

Por lo anterior propuso, que si se proyectara hacia adelante la cifras, tendrían un millón de latinos muertos por homicidio, otros miles presos en cárceles y habrían al menos 2`800.000 estadounidenses muertos por sobredosis. 

A su vez hizo un llamado, para que Ucrania y Rusia inician conversaciones de paz y calificó esta guerra como una “amenaza de extenderse en el tiempo y en la geografía, vinculando diversos países de una y de otra manera, y afectando aún más las débiles condiciones económicas, sociales y ambientales por las que atraviesa el mundo”.