Cambio Radical anunció que votará en contra de la reforma tributaria propuesta por el gobierno Petro

Por medio de un comunicado el partido Cambio Radical informó que votará en contra de la reforma tributaria propuesta por el gobierno del presidente Gustavo Petro y presentó varias observaciones a la misma.

De acuerdo con la colectividad una de las principales diferencias que encuentran con la propuesta está relacionada con el incremento incremento del 10% o más en los precios de muchos de los productos básicos de la canasta familiar que consumen las personas de más bajos ingresos, “tales como las gaseosas, los cereales, las sopas, el chocolate de mesa, los zumos, los chorizos, las morcillas, las salchichas, los roscones, los ponqués, los bizcochos, los dulces, etc”.

Dentro de los 18 puntos que expuso el partido sobre las diferencias que encuentra con la reforma radicada por el ministro Ocampo, señalan también que no están de acuerdo con que se grave con un 10% las bolsas y empaques de plástico de un solo uso, en los que se envasan los alimentos (arroz, frijol, lenteja, sal, azúcar, etc.), pues “afectan la capacidad adquisitiva de las personas de más bajos ingresos”, aunque no proponen una alternativa a una problemática que se ha planteado en la propuesta como un impuesto ambiental.

A su vez exponen que la reforma pone en riesgo la estabilidad de más de 500.000 familias cafeteras del país al eliminarles la deducción del 40% de costos de mano de obra y deroga los incentivos otorgados para el desarrollo del campo colombiano.

También critican que la reforma no indica en que se van a gastar o invertir los $25 billones que pretende recaudar de el gobierno, así como tampoco plantea un control del gasto público ni una lucha frontal contra la corrupción.

En el comunicado, el partido de Germán Vargas Lleras señala como perjudicial la carga tributaria que se le pondría a las empresas, ahuyentando la inversión extranjera y evitando así el crecimiento económico del país.

“La reforma eleva el impuesto a los dividendos que actualmente es del 10%, hasta alcanzar una tasa del 39% y establece un impuesto al patrimonio de las personas naturales, con un efecto nocivo sobre el emprendimiento privado, el ahorro y la inversión. La reforma eleva la tasa de tributación de las empresas y sus socios hasta un nivel que fluctúa entre el 60% y el 104% de las utilidades, lo que frenará el crecimiento económico y causará desempleo y pobreza a lo largo y ancho del país”, indicó el partido.