Llegó el fin de la era Duque: Hoy se posesiona Gustavo Petro como presidente de Colombia

Un histórico cambio de mando se da hoy 7 de agosto con la llegada de Gustavo Petro a la presidencia, el primer mandatario de izquierda en la historia reciente quien junto a Francia Márquez han prometido un cambio en favor de los ‘nadies’. Hoy termina el mandato de Iván Duque que sale con una desaprobación del 76 % y aún así en su última alocución destacó que “es con hechos y no con discursos” que demuestra que se “cumplieron las promesas de campaña”

El cambio de gobierno es muy significativo, pues hoy por primera vez se posesiona una mujer afro en la vicepresidencia,  Francia Márquez,  lideresa social, ambiental y víctima del conflicto armado que hasta hace pocos meses se lanzó al ruedo político logrando con sus ideales y su elocuente discurso pasar por encima de varios políticos tradicionales.

En Bogotá todo está listo para la ceremonia en la que Iván Duque entregará las riendas del país a su sucesor, se espera que se congreguen más de 100.000 personas en diferentes plazas públicas con presentaciones culturales y artísticas, con lo que se rompen las tradicionales posesiones de los demás mandatarios en el pasado que eran exclusivamente en la casa de Nariño con un limitado número de invitados.

La llegada de Francia Márquez y Gustavo Petro estará cargada de símbolos y celebraciones reivindicativas en la que participan los que hasta hoy no se sintieron representados por las figuras políticas tradicionales y que, por el contrario, se sintieron excluidos por el Estado, los mismos que hoy se sienten completamente esperanzados con un cambio real.

Aterciopelados, Adriana Lucía, Héctor Buitrago, el Ballet de Sonia Osorio, La Filarmónica de Bogotá y Los Gaiteros de San Jacinto, entre otros, estarán presentes tanto en la plaza de Bolívar como en otras plazas públicas en las que se llevarán a cabo encuentros culturales. 

Uno de los hechos más icónicos está relacionado con la espada de Bolívar que está custodiada en la Casa de Nariño y se buscó que fuera sacada a la plaza para la ceremonia. El hecho es muy simbólico, pues en su momento dicha pieza histórica fue robada por el M-19, aun así lo más seguro es que Iván Duque no apruebe su salida.