Familiares denuncian que los jóvenes que fueron capturados por la Policía en Sucre tenían signos de tortura

Hasta el momento ocho miembros de la institución adscritos al departamento de Sucre han sido separados de sus cargos en medio de las investigaciones que se adelantan por la muerte de tres jóvenes en Sincelejo que fueron presentados como integrantes del Clan del Golfo

De acuerdo con los familiares, los jóvenes, identificados como José Carlos Arévalo, Carlos Alberto Ibáñez y Jesús David Díaz, tenían signos de tortura, según se ha dicho se presentaron amputaciones y tiros de gracia.

Los jóvenes, quienes participaban en deportes extremos, fueron capturados luego del asesinato de un patrullero de la Policía en Sampués, Sucre, al ser señalados por la policía de ser integrantes del Clan del Golfo.

Según contó un testigo, al ver la patrulla los jóvenes se asustaron y salieron huyendo, por lo que los uniformados dispararon y uno de ellos resultó herido. 

Aunque los tres fueron capturados con vida, tal y como lo registran fotografías tomadas en el sector, posteriormente fueron entregados en una clínica de Sincelejo y reportados por el comandante de la Policía de Sucre como delincuentes abatidos en enfrentamientos, según dio a conocer Noticias Caracol.

Será la Fiscalía General de la Nación con sus peritos la que establezca, de acuerdo con las pruebas judiciales, de dónde provinieron los disparos que ocasionaron las heridas y posterior fallecimiento de las tres personas que murieron después del crimen cometido contra el patrullero”, manifestó el general, Ramiro Castrillón Lara, inspector general de la Policía Nacional.