La JEP citó a 14 militares retirados por el asesinato de militantes de la Unión Patriótica

La Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) llamó a rendir versión  al general retirado del Ejército Iván Ramírez y a 13 militares más por el asesinato de militantes de la Unión Patriótica en Apartadó, Antioquia, en 1996.

De acuerdo con la JEP, con esta citación se reanudará la diligencia iniciada el 16 de marzo de 2021 y que fue suspendida a petición de la defensa de Ramírez Quintero. En esta nueva diligencia se permitirá la participación de familiares de víctimas de la toma del Palacio de Justicia y se llevará a cabo los días 12, 19 y 30 de agosto.

Con respecto a los demás comparecientes citados, la JEP indicó que estos pertenecieron al Batallón de Infantería No. 47 ‘Francisco de Paula Vélez’ (Bivel) y al Batallón de Contraguerrilla No. 35 ‘Coronel Jaime Díaz’ (BCG 35). Entre ellos se encuentran el coronel (r) Eduardo León Figueroa Cifuentes, excomandante del Bivel.

Cabe recordar que en 2019 la Sala de Reconocimiento consideró que el caso de la UP cumple con todos los criterios de priorización. De acuerdo con los tres informes recibidos por la JEP, los miembros de la Unión Patriótica (UP) fueron víctimas de violencia sistemática y padecieron conductas que atentaron contra su derecho a la vida, libertad, seguridad e integridad física, sexual y psicológica.

En cuanto a los perfiles de las víctimas, la JEP ha asegurado que se trata de líderes, dirigentes, activistas y campesinos que, por su condición de civiles, fueron víctimas por sus convicciones políticas en diferentes partes del territorio nacional.

La Sala también ha advertido que los informes señalan como presuntos responsables a miembros de la fuerza pública, agentes del Estado, terceros civiles y grupos paramilitares que actuaron a través de diferentes alianzas criminales público-privadas, de ahí que se sigan adelantando audiencias públicas por este proceso.