JEP imputó a un general y 21 uniformados del Ejército Por más de 300 falsos positivos en Casanare

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) continuó este lunes con la imputación a los máximos responsables de los falsos positivos, esta vez del departamento de Casanare. Entre los imputados están un general y 21 militares más que hicieron parte de la Brigada XVI del Ejército en Yopal

La Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP concluyó que bajo la comandancia del general en retiro Henry Torres Escalante hasta 2016,  se incrementaron los falsos positivos, esto luego de las más de 100 versiones voluntarias de uniformados y otros implicados que escuchó la JEP, las cuales reflejan que el general sí conocía de cerca en qué estaba cada unidad y grupo bajo su mando.

“Los 22 máximos responsables tuvieron un rol esencial y determinante en la configuración del patrón criminal y participaron en conductas especialmente graves y representativas, sin las cuales no se hubiera desarrollado y perpetuado el plan criminal”, explicó el magistrado Óscar Parra de la JEP.

La JEP también pudo determinar que se dio la utilización de niños, niñas y adolescentes en el conflicto, pues los militares instrumentalizaron a menores de edad para reclutar a personas inocentes que fueron trasladadas desde zonas urbanas para ser asesinadas.

Adicionalmente la JEP encontró que los militares malversaron recursos públicos para mostrar resultados ilegales y persiguieron a víctimas en razón de su género, siendo esta la primera vez que se imputa el delito de persecución por razones de género.

En la imputación también fueron incluidos Orlando Rivas Tovar, exdirector del DAS en Casanare y dos civiles reclutadores, quienes, junto a los miembros del Ejército fueron responsables de 303 muertes de civiles que hicieron pasar como bajas en combate.