Confirman extinción de dominio a Drogas La Rebaja y pasa a manos del Estado

Un tribunal dio luz verde a la extinción de dominio de los bienes de la cadena de farmacias Drogas la Rebaja, que cuenta con más de 880 establecimientos a lo largo del país, los cuales pasarán a manos del Estado. Sin embargo,  podrán seguir siendo administrados por los particulares. 

El tribunal superior tomó la decisión en segunda instancia, luego de que la Fiscalía comprobara que los establecimientos fueron creados y constituidos con dineros propiamente del patrimonio ilícitamente obtenido por los entonces líderes de El Cartel de Cali, los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela.

Luego de verificar lo elementos y conclusiones sobre el origen ilícito de la cadena de droguerías La Rebaja, el Tribunal Superior de Bogotá reafirmó la extinción de dominio sobre la empresa y sus 880 establecimientos de comercio, distribuidos en diferentes ciudades del país”, informó el órgano investigador en el documento. 

Por su parte,  el fallo golpea fuertemente a Copservir Ltda, la cooperativa de los trabajadores de esta cadena de farmacias, quienes tomaron las riendas del negocio durante la década de los 90, confirmó por medio de un comunicado que seguirá administrándola.

La cooperativa ya ha sido notificada de esta decisión y es por ello que informamos a nuestros proveedores, clientes y comunidad en general las claridades de las implicaciones de este fallo de extinción, el cual hace referencia a la pérdida de la propiedad de los establecimientos; no a la pérdida de los mismos o su deterioro, por el contrario, lo que se busca es la conservación del valor, la continuidad de la operación mercantil y la preservación del trabajo”, señala el comunicado por parte de la cooperativa. 

Cabe mencionar, que la razón por la cual Copservir podrá seguir administrando la cadena de farmacias tiene que ver con que la entidad firmó un contrato con la Sociedad de Activos Especiales (SAE), entidad que administra bienes confiscados a las mafias. 

De acuerdo con El Espectador, en el contrato se acordó que el Estado recibiría por 5 años un canon de arrendamiento por el uso de la marca y un porcentaje de las ventas, mientras que la cooperativa podría seguir protegiendo a los trabajadores y manejando las inversiones de Drogas la Rebaja.