Soldados denuncian que fueron timados por sus superiores quienes les cobraron por entrega de dotaciones

Por lo menos 71 soldados regulares que fueron incorporados al Batallón de Infantería número 41 en Cimitarra Santander a finales del mes de abril, habrían sido engañados por un teniente y un mayor del Ejército Nacional quienes cobraron 250 mil pesos a cada uno de los uniformados por las sillas tácticas y los uniformes de deportes que les fueron entregados cuando entraron al Ejército.

La denuncia que hizo pública Noticias Uno reveló que los soldados que actualmente están prestando el servicio militar recibieron hace unas semanas un subsidio al que tienen derecho por ley, que mensualmente es de 280,000 y que al acumular dos meses de prestación en el batallón alcanzaba la suma de 560,000 pesos.

Cuando los uniformados fueron a hacer el retiro en el cajero, el teniente los estaba esperando afuera para que cada uno hiciera el supuesto pago correspondiente a los elementos entregados, según dio a conocer el noticiero.

 “Nos cobraron apenas reclamamos, pues a lo que fuimos a sacar y pues la mayoría decidió pagar eso de una vez como para librar” contó uno de los afectados.

Según pudo establecer Noticias Uno, los oficiales alcanzaron a cobrar cerca de 17 millones de pesos a los soldados de bajos recurso aprovechando que los uniformados desconocían que esto es ilegal

Entre tanto, el Ejército Nacional aseguró que abrió una investigación a los dos oficiales y procedió a devolver el dinero a los soldados.