El ex primer ministro japonés Shinzo Abe fue asesinado en medio de un acto electoral 

Durante un acto electoral que se desarrollaba en la ciudad de Nara (oeste de Japón), el ex primer ministro japonés Shinzo Abe fue ultimado con disparos de escopeta.

Según señalan los medios internacionales, el exfuncionario fue trasladado de inmediato al hospital de Kashihara pero “Estaba sangrando profundamente y no hemos podido salvarle la vida”, señaló un médico del hospital al confirmar la muerte de Shinzo Abe

Dados los bajos niveles de violencia en un país donde el uso de armas está estrictamente controlado, los actos políticos en Japón se celebraban en plena calle y bajo escasos niveles de seguridad, razón por la cual el objetivo del mercenario resultó tan efectiva

No obstante, el sujeto fue detenido momentos después de la barbarie. La Policía nipona ha informado que el hombre ha sido identificado como Tetsuya Yamagami, de 41 años, quien, según informa la agencia de noticias japonesa Kyodo, era un antiguo miembro de las Fuerzas de Autodefensa japonesas. Según NHK, el atacante disparó por la espalda en dos ocasiones contra Abe. Su arma, según esta información, era de fabricación casera.

El actual jefe de Gobierno de Japón, Fumio Kishida, rechazó el hecho  ante los medios. “Condenamos este ataque en los términos más contundentes. Es un acto bárbaro y malicioso”, además aseguró que por ahora se desconoce el motivo del atentado y ha ordenado al resto de miembros de su Gobierno, repartidos por todo el país en diversos actos electorales, regresar a Tokio para analizar la situación.