Luis Alfredo Ramos se entregó a las autoridades para cumplir con su condena por parapolítica

El excongresista del partido Conservador, Luis Alfredo Ramos, se entregó este martes ante las autoridades, para terminar de cumplir su condena por sus vínculos con paramilitares entre el 2001 y 2007. 

El hombre de 74 años se entregó el pasado martes en la estación de Policía de El Retiro, ubicado en el nororiente antioqueño, deberá cumplir con una orden judicial que lo obliga a terminar de pagar la sentencia de 7 años y 11 meses. 

El expediente del exgobernador de Antioquia cumplió 10 años en los despachos de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y culminó apenas el pasado 1 de octubre.

De acuerdo con El Espectador, Ramos se alió con los hermanos Castaño, líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Bloque Metro y Centauros, el apoyo de los grupos paramilitares se concretó con la financiación de su campaña política para que el antioqueño obtuviera una curul en el Congreso de la República.    

Asimismo, el alto tribunal determinó que todo el material probatorio determinaba que el excongresista recibió dineros del paramilitarismo para poder ocupar su puesto en el Congreso, sino que además también su campaña se vio financiada. 

De igual manera se concluyó, que el conservador, a cambio de apoyos financieros por parte de estos grupos armados, trataba de pasar a esta agrupaciones paramilitares como inadvertidos por la Fuerza Pública. 

Benefició también a los grupos paramilitares en el Proyecto de Justicia y Paz que se tramitaba en el Congreso y que no fue más que una normativa que le abrió las puertas a los integrantes de estos grupos para que pudieran ser juzgados con beneficios a cambio de verdad ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). 

Por su parte, en las últimas horas se conoció un comunicado por parte de la familia del acusado, en la misiva tipifican la orden del fallo como injusta y reafirmaron su decisión de defender y limpiar el nombre del exsenador. 

Hemos sufrido como familia, durante más de doce años, una infame persecución a un hombre que ha entregado su pasión al servicio público de manera transparente y con las mejores calificaciones ciudadanas”, afirmaron sus familiares en el comunicado.