A esta hora se adelanta una nueva audiencia ante la JEP en contra del general ( R ) Paulino Coronado

A esta hora se adelanta una nueva audiencia en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en contra del general Paulino Coronado, quien deberá reconocer otra vez su responsabilidad en el subcaso 003 ocurrido en Norte de Santander que investiga los “falsos positivos” entre el 2006 y el 2008. 

La decisión adoptada  por la Sala de Reconocimiento de Verdad responde a una petición de las víctimas, quienes solicitaron que el compareciente ampliara su reconocimiento de responsabilidad, no solo de manera escrita sino también en una diligencia pública.   

La JEP convoca audiencia pública para escuchar la ampliación de reconocimiento de responsabilidad del general (r) Paulino Coronado. La audiencia del imputado dentro del #Caso03, subcaso Norte de Santander que investiga ‘falsos positivos’, se realizará el 1 de julio en Bogotá”.  

Recordemos que el pasado 26 y 27 de abril, se llevó a cabo la audiencia que tuvo lugar en Ocaña, Norte de Santander, en la que se dieron cita 10 militares retirados y un civil con el fin de dar cuentas a los familiares de las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales ocurridas en ese periodo de tiempo. 

«En nombre del Ejército que yo comandé reconozco la responsabilidad imputada por la JEP como máximo responsable de la Brigada 30 de ser autor a título de comisión por omisión por crímenes de guerra y de lesa humanidad«, señaló en su primera audiencia.

Es preciso mencionar que el general retirado fue imputado por la Jurisdicción Especial para la Paz en julio de 2021, por su responsabilidad en los falsos positivos, convirtiéndose en el miembro de la institución con el más alto rango en atribuírsele su participación en esos hechos. 

Asimismo es importante señalar, que al finalizar la intervención de Coronado, las víctimas deben hacer sus apreciaciones y luego de ello determinar si cumplió o no con la entrega de la verdad.

Si las víctimas quedan satisfechas con la versión entregada por el exintegrante del Ejército, él deberá enfrentar una sanción restaurativa, de no ser así podría pagar al menos 20 años de prisión, según lo documentó Blu Radio.