Juzgado concluye que Daniel Quintero no violó las normas del gobierno corporativo de EPM

El juzgado 35 administrativo del circuito de Medellín determinó este viernes que no existe evidencia probatoria que involucre al mandatario, Daniel Quintero, con alguna vulneración, amenaza o detrimento en contra de Empresas Publicas de Medellín, EPM.

Esta sentencia se da en respuesta a una acción popular interpuesta por el Sindicato de la Industria de los Trabajadores Profesionales de las Empresas de Servicios Públicos Domiciliarios Complementarios y Conexos (SINPRO).

En la demanda interpuesta por Sinpro alegaban que el alcalde de Medellín, en su calidad de representante legal del ente territorial, vulneró los derechos colectivos de acceso a los servicios públicos y el patrimonio público considerando que el mandatario había incurrido injerencias indebidas, no solo de su parte, sino también de otros miembros del gabinete municipal en asuntos administrativos propios de EPM 

Por lo anterior, aseguraban que el mandatario habría desconocido las normas relativas al Gobierno Corporativo de la Entidad, lo que había significado un deterioro de la imagen del grupo empresarial y  generado consecuencias adversas frente a las condiciones financieras de ésta, específicamente en cuanto al aumento en las tasas de interés y al temor de los inversionistas y tenedores de bonos, entre otras.

“Conforme al acervo probatorio arrimado al expediente, tal como lo indicó la señora Procuradora delegada ante este Juzgado, no es posible concluir que las actuaciones del alcalde de Medellín hayan desconocido las normas de Gobierno Corporativo de Empresas Públicas de Medellín” se lee en la sentencia.

En ese sentido el juzgado determinó que la acción interpuesta por Sinpro merecía ser denegada, pues “respecto a la presunta vulneración o amenaza del derecho colectivo al acceso a los servicios públicos, ninguna actividad probatoria se adelantó en este sentido por las partes, con lo que se concluye, al menos frente a las conductas endilgadas en este asunto, no se acreditó tal afectación.”

No obstante, ​​La decisión del juzgado puede ser apelada en una segunda instancia ante el Tribunal Administrativo de Antioquia, pero será decisión del sindicato Sinpro.

Por su parte, el alcalde Quintero ha anunciado que demandará por «por pánico económico y deslealtad empresarial a junta directiva que se opuso a demandar a contratistas y que con sus acciones afectaron calificación de EPM».